La danza de los símbolos

Feminista, de retorno al origen y de libertad a los presos políticos de la revuelta

Comienza una conversación el día en que el poder constituyente vuelve al Pueblo.

Hemos comprendido que los acuerdos y las prácticas sociales nos tienen a disgusto…

Más bien ¡estamos hartos!

Ya no aguantamos un sistema absurdo y estamos en el proceso de fundar una nueva sociedad.

El fenómeno principal del movimiento político lleva la atención hacia la Convención Constituyente. La legitimidad de ese hilo de conversación depende de la aceptación que generen en la sociedad los acuerdos a los que llegue.

Todos somos constituyentes

Por lo pronto, también podemos decir que todos somos constituyentes. Todos los habitantes de la Tierra y todos los seres visibles e invisibles.

Diremos que sí, que aprobamos una propuesta en la medida que sea fantástica. Sentiremos en nuestro corazón la alegría de saber que la propuesta es maravillosa.

¿Qué ha ocurrido hasta ahora?

Elisa Loncón. Mujer y mapuche, fue electa Presidenta de la Convención. Un símbolo de una gran transformación. Damos un giro y comenzamos a escuchar y comprender la cosmovisión de una etnia que trae el conocimiento del Origen. Honramos el femenino.

Es un símbolo del retorno al Origen.

Los símbolos nos traen aspectos de la conciencia.

Dos símbolos: El feminismo y el retorno al origen se encuentran en la elección de Elisa. 

En honor al feminismo, nos pedimos ternura y compasión. Estamos sanando juntos y nos estamos conteniendo entre todos: este proceso es para el bien de todos y todas.

La declaración de los Convencionales para pedir celeridad en la tramitación de la ley que libera a los presos políticos también es un símbolo.

Una manera de comprenderla es imaginando que no se puede aspirar a lograr un texto armonioso, en un escenario perturbado. La revuelta fue necesaria para que se abrieran todos los canales de conversación y hubo excesos y saqueos en la revuelta, como hay excesos y saqueos institucionales en la «normalidad» que estamos cambiando.

Los convencionales de algún modo sintonizan en que no es posible comenzar si es que la sociedad no sana sus heridas.

La sanación de todos es una prioridad anterior al encuentro para concordar grandes acuerdos.

¿Cuál es el rol de la bandera de la Paz en este proceso constituyente?

Excelente pregunta. Este es otro símbolo y está, por supuesto, invitado a una danza que tiene por objeto la Paz social.

Así como los pueblos indígenas, las feministas y quienes defienden la Tierra han sido postergados por esta sociedad, también los símbolos de la Paz han sido marginados de una sociedad que normaliza los ejércitos, la industria de las armas, las guerras, la lucha, la imaginación de un otro – enemigo y el combate.

Hemos comenzado conversaciones para articular un tejido que se haga esa pregunta y queremos responderla con el corazón extasiado ante el regalo de la vida.

Se viene…

JP

 

 

 

 

Últimas entradas de Activista (ver todo)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*