El agradecimiento

La disciplina que conduce a la felicidad

Ser agradecido te cambiará la forma de ver la vida

“Anda como si besaras la Tierra con tus pies” – Thích Nhat Hạnh

La aventura esencial de nuestro tiempo
Joanna Macy nos invita al viaje que profundiza nuestra capacidad de actuar por el bien de la vida en la Tierra. Nos enseña que ese viaje comienza conectándonos con la gratitud. Es la raiz que nos posibilitará honrar nuestro dolor por el mundo. Así podremos ver con nuevos ojos y ponernos en camino.
Profecía sobre la gratitud
En el otoño del 1977, acudió a la sede de Naciones Unidas en Ginebra una delegación de indígenas norteamericanos haudenosaunee, también conocidos como la confederación Iroquesa y compartieron su llamamiento básico a la Conciencia que contenía el siguiente párrafo:
Las instrucciones originales nos dictaminan que los que caminamos sobre la Tierra debemos expresar un gran respeto, y afecto, y gratitud hacia todos los espíritus que crean y sustentan la Vida. Saludamos y agradecemos a los muchos sostenedores de nuestras vidas personales. El maiz, las alubias, los calabacines, los vientos, el sol. Si las personas dejaran de respetar y expresar gratitud por todas estas cosas, toda la vida sería destruida y la vida humana llegaría a su fin. 
La espiral de la gratitud es que mientras más centramos nuestra atención en este sentimiento más confianza construimos y ello genera un ánimo de generosidad. Al valorar al otro y a su entrega o a su regalo, le permitimos ser visto y eso genera una especie de deuda moral en virtud de lo cual existe una voluntad de pagar y de atribuir. La característica de la gratitud es que asombra y refuerza la capacidad de resiliencia.
El materialismo o la idea que las cosas pueden pertenernos produce lo contrario. Llegando a producir depresión y en la medida que consideremos a la depresión una enfermedad, podemos decir que se trata de una epidemia.
La gratitud conduce a la grandeza. Puede, literalmente, convertir lo que tienes en más que suficiente. El trabajo en alegría, el caos en orden y la incertidumbre en claridad y puede traer la paz a un día que de otra manera hubiera sido caótico. ¿Y cuál es la manera más fácil de ser agradecido? Pues simplemente agradecer. Reconocer que las cosas buenas que hay en tu vida son la esencia de tu felicidad.
Un consejo, que también es una medicina, consiste en llevar un diario de gratitud o bien, en agradecer cada vez que nos alimentemos, en la reunión que se produce en la mesa del desayuno, almuerzo o cena.
Sobre los mayas y la gratitud
“El valor de la gratitud y el agradecimiento es de los más desarrollados y enseñados en las comunidades mayas. La gente maya es muy agradecida, no importa si tiene o no suficientes recursos económicos. Cuando uno le hace un favor a la persona y llega el tiempo de la cosecha, por ejemplo, busca lo mejor que tiene para su acción de gracias; no regala lo que no le sirve, sino siempre da lo mejor como gratitud. Si una familia tiene cinco gallinas y llega alguna persona a visitar y se le tiene mucho cariño, se mata una gallina, sin pensar mucho en que eso le podría servir a esta familia para poder sobrevivir ya sea vendiéndola o compartiéndola; no se escatima el valor económico, sino el valor del agradecimiento”.
Salazar Tetzagüíc, en su estudio sobre los valores mayas.
Recomendación del doctor Masaru Emoto relacionada a la gratitud al agua

«Os recomiendo que utilicéis todas las ocasiones posibles para enviar amor y gratitud al agua. Así elevaréis vuestras propias vibraciones a la frecuencia del amor y la gratitud. Del mismo modo, el sentimiento de agradecimiento, por ejemplo, al agua que fluye entre las manos cuando laváis los platos, también va dirigido al agua en vuestras células. Así contribuís activamente a mejorar vuestra salud.
La curación de todo ser humano, de cada uno de mis lectores, es importante para mí. Pero lo que más me importa es una curación completa, que comprenda la naturaleza, la Tierra entera y la humanidad. Mi sueño es el de la paz mundial y sé que no soy el único que sueña con ello.»

Masaru Emoto tiene la siguiente propuesta: «Declaremos el 25 de julio “día mundial del amor y de la gratitud al agua”

 
10 principios de la gratitud
1. Cuanto más agradecido seas, más cosas atraerás para agradecer
Sé agradecido por lo que tienes y terminarás teniendo más.
Concéntrate en lo que no tienes, y nunca tendrás suficiente.
 
2. Ser feliz no siempre te hará agradecido, pero ser agradecido siempre te hará feliz
Es casi imposible apreciar un momento y fruncir el ceño a la vez.
Ser feliz en este momento no significa que deseas más, significa que estás agradecido por lo que tienes y por lo que está por venir.
ser agradecido te cambiará la vida
 
3. La gratitud fomenta el verdadero perdón, que es el único con el que puedes decir sinceramente “Gracias por esa experiencia”
No tiene sentido condenar o arrepentirse de una lección de vida importante.
La gratitud da sentido al ayer, trae paz al presente, y crea una visión positiva para el futuro.
4. Nunca necesitarás más de lo que se te ha dado
Dicen que dar las gracias es la mejor forma de orar. En lugar de orar por las cosas, da gracias por lo que ya tienes.
Cuando la vida te da razones para ser negativo piensa en una razón para ser positivo. Siempre hay algo que agradecer.
5. La gratitud lo incluye todo
Los días buenos te dan felicidad y los días malos te dan lecciones. Ambos son necesarios.
Todas las cosas han hecho que avances, debes incluirlas a todas en tu gratitud. Y esto es especialmente cierto en las relaciones. Todas las personas que pasan por tu vida, si les das la oportunidad, tienen algo que enseñarte.
ser agradecido te cambiará la vida
6. No olvides que la mayor gratitud no se queda simplemente en pronunciar palabras, hay que vivir en base a ellas todos los días
Lo más importante no es lo que dices, es cómo lo vives.
No te limites a hablar, muéstralo. No te limites a prometer, demuéstralo.
 
7. La gratitud incluye devolver
En el ajetreo de nuestra vida apenas nos damos cuenta que recibimos mucho más de lo que damos, y la vida no puede ser plena sin esa gratitud.
Es tan fácil sobreestimar nuestros esfuerzos en comparación con lo que debemos a la ayuda de los demás.
8. El mayor homenaje a las personas y experiencias que has perdido no es el dolor, es la gratitud
Sólo porque algo no durara para siempre no significa que no fuera un regalo increíble.
Estate agradecido de que vuestros caminos se juntaran y tuvierais la oportunidad de experimentar algo maravilloso.
ser agradecido te cambiará la vida
 
9. Para ser verdaderamente agradecido debes estar en el presente
Párate y observa. Respira profundamente. Aquí y ahora.
A menudo olvidamos que el mayor milagro no es caminar sobre el agua. El milagro más grande es caminar en esta tierra verde y viva en el momento presente, apreciarlo y sentirse completamente vivo.
 
10. Desprenderse del control multiplica el potencial de gratitud
A veces damos demasiada importancia a controlar cada aspecto minúsculo de nuestras vidas, lo que nos hace perder el rumbo.
Aprende a dejarte llevar, relájate un poco y viaja por el camino por el que la vida te lleva. Experimenta algo nuevo, no tengas miedo, pero por encima de todo, sé tu mejor yo y estate orgulloso de ello. Limpiar tu vida de expectativas innecesarias te permitirá verdaderamente experimentar lo inesperado. Y las mayores alegrías de la vida son las que no se esperan.

Publicaciones de Activista (ver todas)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*