Perspectivas

En Rukayün con la bandera de la Paz

SomosPaz se relanza este 2023.

En la foto vemos a la comunidad Lagunina en Rukayün, intencionando la siembra de un polo de Paz.

Documental sobre la Ley del Tiempo

Contamos que Iliana Grinstein vino desde Brasil a nuestras tierras para continuar la grabación de un documental sobre la Ley del Tiempo que pretende estrenarse en Netflix. Su estadía en Rukayün coincidió con múltiples eventos alegres.

Sendero de Paz

La foto que podemos ver retrata el momento en que nuestra comunidad se compromete con el proyecto Sendero de Paz cuyo mantra principal es «afianzar nuestra comunidad».

El fundamento detrás de la decisión de escoger afianzar nuestra comunidad como gran propuesta para la regeneración ecosocial la encontramos en el decir del sabio don Gastón Soublette de construir una cultura alternativa. De acuerdo a los conceptos que vierte este sabio chileno en su último libro MANIFIESTO, la crisis actual exhibe una élite profundizando medidas y políticas que dañan el tejido ecosocial y las respuestas que puedan entregarnos una solución sensata no pueden encontrarse en los discursos que se promueven en el orden establecido.

Nos dice don Gastíon que habitamos un tiempo similar al que vivieron Confucio, Mohammed y Jesús. Estas tres personas a través de actos insignificantes para la sociedad dominante terminaron influyendo totalmente en el imaginario colectivo. Nos lo narra don Gastón para que podamos comprender que estamos pasando de una cultura a otra, aunque quienes se encuentren en posiciones de poder están pudiendo incidir cada vez con mayor fuerza en decisiones aberrantes.

Hoy, pareciera ser que en vez de una persona o pro-hombre que pueda cohesionarnos a quienes anhelamos el Gran Giro de una sociedad en guerra a una sociedad en Paz, estamos frente a diversidad de comunidades que se posicionan como faros de luz, para guiar el camino hacia el milagro de la iluminación colectiva. La fama, el poder y la riqueza han de dejar su lugar a la idea de Ser simplemente humanos libres. La esencia humana es la bondad. Es el tiempo de imaginar que finalmente acabamos con todas las guerras, con toda violencia e idea de separación.

Estamos en el tiempo de imaginar que poco a poco toda la humanidad, partiendo por nosotros mismos, despierta su corazón para enfrentar la vida y declarar sus ganas de amar, de cuidar a la Madre Tierra y de abrazar la sabiduría. La auto-indagación nos parece ser un asunto fundamental. Esto implica investigar adentro de nosotros ¿qué nos provee de verdadera felicidad, quiénes somos, a qué hemos venido, de qué se trata la vida y qué han dicho los grandes maestros sobre estos asuntos? ¿Cómo caminamos momento a momento respirando tranquilos y satisfechos de la vida?

Don Gastón Soublette en este libro que escribe después del estallido social y comenzada la Pandemia (MANIFIESTO) escribe que su tesis es que la respuesta a la crisis se encuentra al estudiar el tipo humano que ha generado la sociedad de crecimiento industrial. Nos adelanta que en su concepto, esta sociedad crea un tipo humano que es útil para recrear una sociedad que valora por sobre todas las cosas la generación de riqueza material y la acumulación de bienes. El tipo humano competitivo, disociado del valor del cuidado de la vida es la esencia del problema. La solución crece en los márgenes y él llama a este espacio «la Cultura Alternativa» y nos cuenta que «La iniciativa planetaria para el mundo que escogimos», liderado en Chile por Lola Hoffman merece un sitial de relevancia entre quienes iluminan el buen camino en esta era, como una iniciativa que logró hace algunas generaciones unir a muchas personas que comprendían adelantadamente todas estas verdades.

Sumamos a esta propuesta de don Gastón que nos invita a profundizar en la construcción de una cultura alternativa a la cultura de la guerra dominante, las ideas del famoso sabio budista Thich Naht Hahn quien antes de fallecer sugería que el modo de encontrar las virtudes saludables que nos permiten creer en que ha llegado una nueva época es viviendo en las comunidades intencionales. Adelanta que esta es la época de la budeidad colectiva. En comunidades donde se promueve la erradicación de los malos hábitos y donde nos invitamos a vivir en virtud es donde podemos ir progresando en estilos de vida donde podamos hacer sentido juntos, escucharnos profundamente y atravesar las viscisitudes de un mundo en decadencia.

Los gobiernos no exhiben posibilidad de salir del desastre, actuar individualmente causa poco impacto y por eso, en el movimiento de Transición existe tanto foco en el reaprender a vivir en comunidad, porque es aquí, en la comunidad donde podemos sembrar la fe en el milagro de la Paz.

Decir que vamos a vivir en comunidad es una cosa. Otra es lograrlo y para eso es imprescindible atreverse a vivir la experiencia. Aprendemos a valorar el perdón. Perdonarnos por no saber, porque no nos fue enseñado y perdonar al otro porque tampoco ha sido educado en la comunicación respetuosa y no violenta.

Jallalla Hoponopono. Celebremos la medicina que nos ofrecen desde la Polinesia.

Perdón.

Lo siento.

Te amo.

Gracias.

Por todo lo dicho, poder «afianzar una comunidad» es un milagro en este tiempo y sobre todo cuando esta comunidad se afirma en propósitos que nos trascienden. Nuestra comunidad es parte de la gran comunidad de la Caravana por la Paz y la restauración de la Madre Tierra, de CASA Latina, del movimiento de permacultura y transición y de la Nación Arcoiris que emerge con el propósito de acabar con todas las guerras.-

 

La paz prevalece sobre la Tierra.

Próximamente noticias sobre la Caravana por la Paz y la restauración de la Madre Tierra…

Juan Pablo

IG @ruk.ayun

Últimas entradas de Activista (ver todo)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*