6 indicaciones para el Congreso Nacional de Chile

En el Senado se pidieron indicaciones para la ley sobre la bandera de la paz. Hubo solamente un senador que hizo una indicación: nosotros ofrecimos 6.-

En Somos Paz observamos que en la medida que está abierto el debate resulta imperativo expresar nuestro punto de vista y en atención a ello señalamos acá las consideraciones para que una ley sobre la paz tenga sentido.

1.- La bandera de la paz nos guía. Nos señala el sentido de nuestra existencia. Nos invita a comprender lo esencial y ello es que somos paz. Es nuestra esencia. El relato de nuestro tiempo es justamente el cambio de la narrativa y desde ahora creemos que se centra en el ser y en la armonía entre todos los seres visibles e invisibles. Por ello creemos que una ley sobre la bandera es una ley que nos invita a reflexionar sobre el aspecto central que guía todas las decisiones sabias de nuestro tiempo. Es por tanto, un debate trascendente.

2.- La consideración indígena. En este tiempo también resulta fundamental atender a lo que nos enseñan las cosmovisiones originarias porque descubrimos que en el sistema de creencias occidental reina la confusión y eso es lo que ha traído esta crisis multiconvergente que permite que reine el espíritu de separatividad y el sufrimiento en la sociedad.

En este sentido, un acuerdo mayor cobra relevancia para la consideración de los congresistas: Las Naciones Unidas del Espíritu. Las N.U.E. es un acuerdo logrado en una ceremonia de 4 años bajo la guía de un fuego ceremonial realizado en una kiva en Colombia y entrega luces para que podamos enmendar el rumbo social hacia una salida clara y hermosa a la crisis.

3.- La consideración del tiempo y la propuesta de cambio de calendario por una cuenta natural de tiempo. El primer sutra de Patanjalí, famoso maestro yogui, es que ahora es el tiempo de la práctica del yoga. En esta enseñanza tres veces se repite la idea de la importancia del tiempo: Es ahora. Es el único tiempo verdadero. La práctica versa sobre estar presentes. El Yoga es la unión a través de la práctica permanente con el despertar a este tiempo.

Atendida la importancia del tiempo presente expresada en la frase anterior y que se distingue por la importancia que nuestra sociedad le entrega a un «futuro mejor», resulta fundamental dejar de usar un sistema de medición del tiempo que no entraña este conocimiento sino que entraña la idea de replicar un imperio a través de la recolección de impuestos. Por algo los impuestos se recaudaban los días calenda, ¡eso dio el nombre a este sistema de medición! Además este sistema de medición del tiempo honra a emperadores romanos los meses dedicados a Julio César y a César Augusto; Julio y Agosto. ¿Hasta cuándo en Democracia honramos a los emperadores romanos? Dejar de usar el calendario gregoriano y optar por una cuenta natural de 13 lunas es la propuesta del movimiento por la paz y el cambio del calendario gregoriano por un sincronario de trece lunas.

Esta propuesta es una manera realmente impactante de reconectarnos a los ciclos de la Naturaleza, de la Mujer y de las aguas y de las mareas.

Resulta que el principal movimiento que ha visibilizado la bandera de la paz a lo largo de estos últimos 25 años y en todo el mundo, incluido Chile, es justamente este movimiento. Y por ende, es a través de esta indicación que vemos que merece ser considerada esta idea y que merece un pronunciamiento de los congresistas.

Ya hemos visibilizado la propuesta del referendo 2020 sobre el cual también agradeceremos un pronunciamiento de los senadores.

4.-  Codificar el Derecho Humano a la Paz. Pedimos un pronunciamiento a cada congresista, y especialmente a los senadores de la Comisión de Educación que se pronuncien sobre la codificación del Derecho Humano a la Paz. Como hemos explicado antes en estas páginas, es un derecho de tal envergadura que, para la doctrina, sin su consagración de nada vale cuidar los demás derechos humanos. Y el debate está abierto en el mundo.

El renombrado profesor de Derecho Carlos Villán, radicado en Ginebra integra la famosa e influyente AEDIDH (Asociación Española de Derecho Internacional por los Derechos Humanos) que es una entidad principal que aúna voluntades de los juristas ante Naciones Unidas para que se codifique el Derecho Humano a la Paz. Don Carlos ha cooperado con Somos Paz para poder esclarecer ante el Congreso Nacional el exacto alcance de la norma que se propone a las Naciones y que atañe al significado del símbolo sobre el cual se pretende legislar.

Dejamos acá sus palabras textuales:

Desde la AEDIDH recordamos que la sociedad civil internacional identificó la paz con la ausencia de violencia, en sus tres dimensiones: armada, estructural (desigualdades económicas y sociales en nuestras sociedades) y cultural (violencia de género, etc.).

En consecuencia, ofrecemos a los Estados y a las Naciones Unidas un proyecto de Declaración sobre el Derecho Humano a la Paz que comprende las tres dimensiones.

Si bien la Asamblea General de las NU aprobó el 19 de diciembre de 2016 una Declaración sobre el Derecho a la Paz a propuesta del Consejo de Derechos Humanos de las NU, la AEDIDH y 520 CSO asociadas de todo el mundo insistimos en que los Estados deben mejorar sensiblemente esa Declaración para darle el contenido que propusimos en el proyecto defendido por la sociedad civil.

Para quienes quieran y puedan asombrarse de la lucidez y de la extrema dedicación del profesor Carlos Villán, pueden leer aquí uno de sus textos sobre el tema.

5.- Sobre el 15 de abril para celebrar un día universal de la Cultura.

Somos Paz señala que el Pacto Roerich valida el uso de la bandera de la paz todos los días del año. Somos Paz también entiende que una ley sobre la bandera de la paz puede visibilizar el gran debate sobre la paz, sobre el DDHH a la Paz y sobre la propuesta de una nueva cuenta de tiempo que reemplace al calendario gregoriano y asociar la bandera al 15 de abril, al 25 de julio y/o al 21 de Septiembre nos parecen buenas ideas.

  • Recordamos que para el aniversario 80 del Pacto Roerich, nuestro amigo Sebastián González de la Fundación Artesanos de la Paz estuvo en la sede de Naciones Unidas ubicada en Nueva York y que ese 15 de abril del año 2015 se exhibió en dicha sede « El Pacto Roerich. Historia y modernidad. », una exposición sobre el tratado para la protección de las instituciones artísticas y científicas y de los monumentos históricos, también conocido como el Pacto Roerich.

El Secretario General de Naciones Unidas de la época, Ban Ki-Moon, subrayó la importancia de la ocasión: « Esta exposición rinde homenaje al revolucionario Pacto Roerich y atestigua nuestra determinación para retomar su espíritu y por ello agradezco al Centro Internacional de los Roerich, por la organizar esta inspiradora exposición. Llamo a los Gobiernos y a los Pueblos del mundo entero para unirnos en la salvaguarda del Patrimonio Común a toda la Humanidad».

  • En segundo término, Anita Carrillo, desde Rusia nos ilustra sobre los pasos del movimiento mundial para establecer el 15 de abril como día universal de la Cultura:

«El 15 de abril como el Día de la Cultura se celebra oficialmente en Lituania, en la Asamblea se cuelga constantemente la Bandera de la Paz. En Lituania existe además un reconocimiento de más de cinco Ciudades de la Paz, en las que el 15 de abril se levanta la Bandera de la Paz, y durante el año se celebran actividades en conmemoración de la «Paz a través de la Cultura».

En Argentina se legisló sobre la Bandera de la Paz pero para los días 21 de septiembre.

En el plano social, el 15 de abril el Día de la Cultura celebra en todos los países de la antigua Unión Soviética, en Austria, España, Italia.

Gracias a la labor de nuestro Movimiento en Rusia el año 2014 fue el Año de la Cultura. En este año, por decreto del Presidente se han tomado de «Fundamentos de la política cultural del estado». Aunque la iniciativa también fue nuestra.

En los diferentes países trabajan mucho con el Pacto Roerich.

Pero no me deja la idea de que fue  aprobado el Día Universal de la Cultura a nivel internacional. No es sólo mi deseo. Esta es una tarea que puso Nikolas Roerich y quien dijo:

«En realidad, será y debe ser memorable el día de hoy, 15 de abril. Se ha revelado un nuevo faro más, que acercará a los amigos de los países lejanos, transoceánicos, extendidos en libertad por toda la tierra. Pediremos una vez más que se manifieste sobre todo de forma útil y urgente. En muchos países, al menos un día como el de hoy, ya enseñará mucho… Precisamente el discernimiento es necesario en el asunto de la protección de la Cultura»»

6.- Paz con la Tierra y los derechos de la Madre Tierra. En la cámara de diputados el proyecto de ley sobre la bandera de la paz se refería a la paz como ausencia de guerras, principalmente, y en atención a que SOMOS PAZ llamó la atención sobre esta aberración en el contexto del diálogo global, en el Senado fue corregido el concepto y se hizo extensivo a la paz entre naciones e individuos. Creemos que la óptica correcta es considerar la paz en todas sus dimensiones:

A) La paz de nosotros, con nosotros mismos. La paz como verdad única y permanente.

B) La paz entre nosotros. En todas nuestras relaciones humanas.

C) La paz entre nuestra especie y las demás especies que habitan la Tierra, y el planeta mismo. Cuando levantamos la bandera de la paz recordamos que la caza como deporte, como ejercicio implica matar a los animales por simple diversión y esto no puede seguir ocurriendo en nuestra época. Lo mismo que con los rodeos y las corridas de toro. Esta idea nos acerca a los derechos de la Madre Tierra que es un concepto emergente y que ha sido normado en Bolivia, Ecuador y México. Básicamente, estos derechos señalan y reconocen a la Tierra como una entidad viviente.

D) La paz entre las naciones. Comprendemos que nuestra imaginación debe guiarnos hacia el desarmamento global de la Humanidad. Primero en nuestras mentes y después corresponde a este tiempo reconvertir los soldados y dotarles de oficios para la sustentabilidad y regeneración de los suelos y la descontaminación de la Tierra. Corresponde a nuestro tiempo comenzar a imaginar el desmantelamiento de todos los ejércitos. Reciclaremos todas las bombas y todas las armas de destrucción masiva. Imaginemos un mundo sin guerras y sin ejércitos. Toca hacernos cargo de la canción de John Lennon y darle fuerza al poder de la imaginación.

Cuando decimos paz con la Tierra decimos PERMACULTURA, es decir, decimos que llega la hora de cambiar nuestra actitud hacia la Madre Naturaleza. Y es tiempo de diseñar con inteligencia el modo en que vamos a regenerar los sueños, limpiar las aguas y purificar la atmósfera.

Merece ser dicho que en la flor de la permacultura que es una ciencia holística, se establece que uno de sus pétalos se consagra a la educación para la paz.

Somos Paz declara que hemos realizado manifestaciones a lo largo de los últimos 15 años en Chile y que atendido que el Congreso está sesionando en torno a la Bandera de la Paz para enviar un mensaje al mundo, nos sentimos directamente interpelados a continuar aportando al debate para que se nutra de los más altos sueños. ¡Una ley sobre la bandera de la paz es para soñar en grande!

Gracias a todos y todas los que hacen posible que podamos sentir que ha llegado el tiempo para la paz auténtica.

¡Sea la paz en todos los corazones!

Miembro redactor: Juan Pablo Lazo Ureta

juanpablo.lazo@gmail.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*