Carta a Leo

La esencia del juego es disfrutar la vida

Agradecemos a Nicolás Vásquez Martinich por su excelente ilustración

Agradecemos a Nicolás Vásquez Martinich por su excelente ilustración

 

Leo Messi:

Con toda nuestra admiración

 

Por favor, considera estas palabras, si es que llegas a leerlas, para tomar tus decisiones.

Para Chile, haberle ganado a la selección de Lio Messi es lo más grande que le ha ocurrido en su historia. Sabemos que Maradona y otros presionan de dura manera. Pero recuerda que el fútbol siempre, en su esencia, es un simple juego.

¡Un juego!

Es para que que nuestros niños y niñas disfruten. Todos llevamos un niño interior que siempre anhela seguir jugando.

La sabiduría que la vida nos entrega nos dice que la vida es un juego, y que para ser felices requerimos mantener el buen humor. ¡Estás sentado en la mesa de Pelé, Maradona, Cruyff y Di Stéfano! Descansa un poco y observa que tus gestas son gigantescas, más allá de la queja de algunos.

Ahora bien, nuestro consejo mayor es que juegues de acuerdo con el verdadero sentido de la vida. Más allá de aportar victorias a tus colores, ser una persona honesta, descubrir tu misión en la existencia y cumplirla es algo que te entrega más satisfacción que cualquier campeonato. Es por ello que te animamos a aprender de la bandera de la paz y a difundirla, a transformarte en un embajador de la paz, que aprende que en la vida no hay nada tan grave, ni tan serio y que los propósitos trascendentes nos entregan la felicidad.

Es solamente un consejo el que te hacemos para que honres la bandera de la paz establecida por el Pacto Roerich y lo hacemos en nombre de todos quienes consideramos que este momento histórico es clave. Realmente hay muchos desastres en curso y cada uno de nosotros ha de aportar con su conciencia y su proceso hacia una total consecuencia. Todos juntos vamos a cambiar el rumbo de la Humanidad.

Estás en el momento en que puedes re-encausar tu vida, para que importe mucho más el propósito trascendente con el que puedes aportar al mundo que las singularidades de la cantidad de títulos que vas a exhibir al final de las jornadas.

Al pedírtelo, se lo pedimos a todos y nos lo pedimos a nosotros. Cada uno está en su proceso y en cada instante tenemos el poder de escoger. ¡Es un poder infinito y extraordinario!

La bandera de la Paz que fue suscrita por Chile, Argentina, Estados Unidos y todas las Naciones Americanas es muy desconocida por las autoridades actuales. Eso se debe a la corrupción. Se han degradado los valores y todo lo que rodea al Dios Dinero tiene mayor relevancia. Pero es tiempo de enmendar el rumbo y hacer de la Paz mundial, de la Paz en nuestras familias, comunidades y Naciones, el propósito común. En la Paz brilla el amor y la fraternidad.

Gracias por todo desde Chile, Argentina y el mundo.

Recibe el afecto que se te entrega por tu don y honra tu don, entregándote al mundo.

Bandera de la Paz

Bandera de la Paz

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*