La historia es nuestra

Vinimos a la Tierra y aprendimos que somos los dueños de la historia. Pertenecemos a la Federación Galáctica que viene en paz. Nos gustan los cuentos estelares.

Nos enseñan sobre el descubrimiento de América, sobre su conquista y sobre la colonización como hitos de progreso y en la hora que escuchamos los relatos de nuestros abuelos indígenas descubrimos que en realidad se trató de una barbarie.

Nos enseñaron una historia falsa. Nos dicen que la civilización occidental está en su pináculo cuando estamos en crisis. La paz es más que la ausencia de guerra entre naciones, la paz es nuestra esencia. Nuestro derecho de nacimiento.

La verdad es que estamos despertando a comprender que la historia es nuestra. Enviamos hoy una señal al mundo. Expresamos que somos paz. Decimos que que en un mundo dividido despierta la conciencia de la unidad.

Hay una manera directa de lograrlo, entendiendo que el mundo de los cielos se encuentra adentro. Calmamos la respiración. Observamos nuestra verdad. Aprendemos a concentrarnos y nos enfocamos en la alegría de estar vivos en este planeta extraordinario y mágico donde tenemos la oportunidad de disfrutar de la paz y de la libertad.

Aprendimos que la historia la contamos nosotros, con nuestros abrazos, con nuestro amor y con nuestras sonrisas.

Entendimos que todo comienza con la fe. Sí. Es ahora. Los indígenas lo profetizaron. Es el llamado de los humildes para que cuidemos todos juntos la Tierra. Dejamos la cultura de la competencia y elevamos el cuidado y la cautela como palabras guía.

 

Somos Paz.

 

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*