Fundación Artesanos de la Paz presenta una visión a la Convención Constituyente

 

Este 4 de agosto Sebastián González y Juan Pablo Lazo, hicieron una presentación ante la comisión de Administración de la Convención.

Link en la Convención, acá.-

 

Acá el texto leído por Sebastián González con lo planteado. Hemos subtitulado para mayor facilidad de lectura en esta web.

Miércoles 4 de Agosto, 2021

 

Audiencia Pública

Comisión de Presupuestos y Administración Interior

Convención Constitucional


Presente

 

Mi nombre es Sebastián González Arcos, hijo de Susana y Aldo, padre de Ignacio y Luz, inJeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile, Presidente del Directorio.  Me acompaña Juan Pablo Lazo Ureta, Director y Secretario de la Fundación, Abogado de la Universidad de Chile.

Excusamos la presencia de nuestra Vicepresidenta María José Castañeda Ossandón, quien por problemas de agenda dado el cambio de horario de la audiencia no pudo estar presente.

 

Estimados miembros Comisión de Presupuestos y Administración Interna

de la Convención Constituyente 

 

Les saludamos con gratitud por recibir nuestro aporte a la Conversación Constituyente.

Contextualización. La legitimidad de una Convención que no es una Asamblea Constituyente.

Creemos importante contextualizar nuestra motivación y aporte a esta instancia de participación en el proceso constituyente.

Partimos por informales que dentro de nuestra Fundación existen directores que legitiman el Acuerdo por la Paz del 15 de noviembre y otros que creen que la mayoría del universo de votantes no aprobó el Acuerdo por la Paz, principalmente porque fue definido por una instancia política de instituciones deslegitimadas en nuestro país, eso tuvo como consecuencia que el plebiscito tuvo una importante abstención ya que, de un total de 14.8 millones de personas, el 49%, es decir 7.3 millones no participaron ni se manifestaron en este trascendental proceso.

 

Recordamos que la Convención Constituyente emana de un Acuerdo por la Paz que no ofreció la posibilidad de crear una asamblea constituyente desde las bases, y por lo tanto, es una instancia que tiene la tarea de lograr y ganar legitimidad real ante la ciudadanía permanentemente.

 

Creemos profundamente que la única forma de lograrlo es siendo un ejemplo de COHERENCIA para toda la sociedad que es testigo de lo que ocurre en este espacio. En definitiva, consideramos elemental que la conversación se encuentre abierta a la contribución de todas las personas que anhelen construir una Cultura de Paz.

A los ojos de nuestra Fundación, el estallido de conciencia del 18 de Octubre lo que pide es el fin del patriarcado y el fin de los abusos que ha producido una mentalidad que colonizó este continente con la cultura de la guerra, la idea de separación y desconexión entre nosotros mismos y con la Madre Tierra.

La descolonización

Por lo tanto, el sentido de las transformaciones implica la descolonización de nuestras mentes y la descolonización de nuestras mentes implica su purificación. 

Preguntas pertinentes

Al purificar nuestras mentes podemos atender las preguntas que pueden guiarnos hacia los acuerdos esenciales: 

 

¿Quiénes somos? ¿Quién soy? 

¿Cuál es nuestra Nación? ¿Cuál es nuestro territorio? 

¿Cuáles son los valores que queremos custodiar? 

¿Cómo se restaura la Justicia? 

¿Cómo asumimos nuestra Dignidad? 

¿Estamos pasando hacia una cosmovisión biocéntrica? 

¿Cómo construimos una cultura de Paz?

 

Creemos que estas preguntas son atingentes. 

 

Tenemos otra pregunta: ¿Es posible un Chile libre y soberano en una sociedad globalizada y dominado por el complejo bélico industrial? 

Una mirada para el logro

Nuestro propósito es ofrendar una mirada que intencione el éxito de la transición hacia una sociedad digna, en la que reine la Paz. Es desde este lugar que apoyamos a la Convención Constituyente.

 

Nos sentimos interpelados a participar de este proceso de construcción de grandes acuerdos. Al conversar al interior de la Fundación sobre la manera en que podríamos cooperar nos pedimos en primer término, nuestra propia coherencia. Porque nos hace sentido que los cambios que operan en el interior de nuestro Ser se ven reflejados afuera. 

Cambio de paradigma. La Economía del Regalo

Creemos que estamos transitando hacia un nuevo paradigma y cuando hablamos de presupuesto, creemos que es útil pensar en que existen otras economías. El estallido de conciencia ocurrió a nuestro entender porque emerge un nuevo paradigma y el presupuesto debe ser abordado también desde ese nuevo paradigma. 

Nosotros exploramos una Economía que no recibe atención de la corriente dominante de pensamiento. Es la Economía del regalo o Economía Sagrada, que pregona que vinimos a este mundo de regalo, y nos vamos sin nada.

El Universo y la Naturaleza obedecen al patrón del regalo y es ahora, en estos tiempos de transformación, es momento para explorar que la sociedad también funcione en base al regalo y al compartir.

 

Acoplándonos al patrón Natural de funcionamiento del Universo es probable que encontremos la armonía que hemos perdido. El éxito de este sistema económico requiere nuestras conciencias amorosas y compasivas.

La bandera de la Paz

En virtud de lo anterior, nos nace regalarles la bandera de la Paz que suscribió Chile el año 1935 en el Tratado sobre la Protección de Instituciones Artísticas y Científicas y Monumentos Históricos, también llamado Pacto Roerich. Un Tratado y una Bandera vigentes en Chile y América para la protección del patrimonio cultural. Les pedimos que la acepten y la honren.

La bandera de la Paz nos enseña que las ciencias, las artes y la espiritualidad integran el gran círculo de la Cultura. Nuestra Fundación trabaja para servir a la construcción de una Cultura de Paz. 

Centrarnos en el Ser y no en el tener

Entendemos en definitiva que estamos llamados a centrarnos en el Ser. Esto es, promover una conciencia de atención al aquí y ahora. Comprendemos que el presente es el único momento en que realmente podemos intervenir. 

 

Queremos contribuir al éxito de la instauración de una Cultura de Paz en la Tierra. 

Estamos aquí para contribuir al éxito de la Convención Constitucional. Queremos que el texto propuesto de la Nueva Constitución sea tan coherente que sea aprobado por más del 80% de la ciudadanía, no por el 80% de la mitad y que el resto se abstenga.

Consejo a los Convencionales

Es por ello que aconsejamos a los Convencionales dar un ejemplo de convivencia pacífica, de escucha profunda, diálogo respetuoso y colaboración sin restricciones, a la altura del momento histórico que vivimos. Porque este es el modo en que la Convención puede ganar legitimidad. 

 

Un escenario de impulsividad, reaccionario, con descalificaciones mutuas nos hará retomar como pueblo la senda de la Asamblea Constituyente autoconvocada.

Pedimos que consideren la trascendencia de lo que comentamos. El poder de la palabra sólo puede gestarse desde la salud del cuerpo. 

 

Como saben, en sus espaldas existen inmensas expectativas de toda una sociedad, que está herida y que anhela encauzar el rumbo social hacia la Paz y la concordia.

 

Un acuerdo entre enemigos no es posible. El acuerdo que están llamados a ofrecer debe generar la aceptación de toda la sociedad y para que eso ocurra, debe manifestarse también dentro de la convención.

Invitamos a instaurar una Cultura de Paz

La Cultura de Paz que invitamos a incorporar a la Convención obra en tres sentidos: 

 

  • En nuestra acción de nosotros, con nosotros mismos, donde la consciencia plena tiene un gran rol a jugar para purificar nuestros pensamientos
  • En nuestra acción, de nosotros hacia las demás personas, a través de la escucha profunda y la palabra amable. 
  • En tercer lugar, en nuestra relación en tanto humanos con la Madre Tierra y con todos los seres de todos los reinos, visibles e invisibles. 

Propuesta específica de Administración: autocuidado y bienestar para los Convencionales Constituyentes.

Es por todo esto, que planteamos y venimos a proponer a esta comisión que el liderazgo de la mesa directiva y la administración de la Convención Constitucional  considere como foco fundamental el bienestar y un equilibrado estado de autoconciencia de las y los constituyentes, así como también de los trabajadores de apoyo durante todo este proceso.

 

A saber, las exigencias a las que se verán enfrentados cada una/o de la/os 155 constituyentes aumentarán progresivamente a medida que avanza el tiempo y se concrete el trabajo. El rol asumido que cumple cada convencional, independiente de su postura política, y, la forma en cómo se relacionen, desempeñen y lleven a la acción el mandato popular, tanto en dinámicas internas de la Convención Constitucional, como en el relacionamiento en sus distritos y el resto de los territorios, serán fundamentales y marcarán ineludiblemente el resultado final del texto propuesto para la nueva Constitución.

 

La mesa directiva y su administración, deben tomar perspectiva y prever que cada integrante se verá sometido a un nivel de presión, conflictividad y demanda laboral como nunca antes experimentada. Dada la diversidad del grupo de convencionales, es imposible anticipar quienes están mejor preparados y quienes no, para llevar adelante este proceso sin sufrir consecuencias en su salud y en su vida personal.

 

Hacemos referencia, entre otras situaciones, al denominado síndrome Burnout o de desgaste profesional, definido como un estado de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como resultado de exigencias extenuantes, estrés crónico, frente a contexto de relaciones sociales conflictivas

 

Este síndrome, ya masificado en nuestra sociedad en entornos de alta exigencia, aparece como una de las importantes amenazas a la que la/os convencionales se verán enfrentada/os. 

 

Dado esto, tanto el bienestar individual (psicológico, anímico, físico), como el bienestar grupal (relacional, comunicacional, colaborativo) de la/os constituyentes son en aspectos prioritarios por los cuales la administración debe velar, y son los llamados a implantar sistemas y políticas que prioricen la seguridad y bienestar psicológico y anímicos de cada convencional, de la misma forma como lo hacen con la seguridad física, fortaleciendo y cuidando, de esta manera, el núcleo humano de la Convención, el valor más importante de esta institucionalidad, sentando de esta manera las bases mínimas para un adecuado y consciente proceso constituyente.

 

Por todo lo anterior, proponemos que se establezca un sistema continuo en que la/os constituyentes reciban, aprendan e incorporen en su día a día herramientas y prácticas concretas ya validadas científicamente que son utilizadas en contextos y circunstancias similares al más alto nivel nacional, internacional, estatal, empresarial y de la sociedad civil para ayudarlos a manejar consciente y efectivamente el agotamiento, la ansiedad, reactividad, impulsividad y otros estados gatillados por el estrés y sobrecarga de trabajo. 

 

Del mismo modo, por medio de la incorporación de este tipo de herramientas y los beneficios que obtendrán a nivel individual cada constituyente, es posible apoyar e integrar otras otras herramientas, modelos y prácticas que permitan afianzar el diálogo y la comunicación efectiva y fluida entre convencionales, grupos y comisiones, generando mayor confianza y relaciones humanas fortalecidas que propicien convergencia y acuerdos, así como también espacios de colaboración, inclusión y proactividad hacia alcanzar objetivos comunes. 

 

Proponemos 3 ámbitos de herramientas y prácticas para entregar continuamente a los constituyentes y los trabajadores de la Convención durante el periodo de labor:

 

 

  • Herramientas de consciencia plena: mindfulness, meditación, autogestión emocional

 

 

Estas herramientas de atención o consciencia plena son variedad de prácticas de meditación que entrenan la mente a través de un enfoque consciente y deliberado en la respiración, una sensación corporal, un sonido o una palabra. 

 

La meditación estabiliza la mente para que podamos ver con mayor claridad cómo son las cosas en realidad y lograr capacidad de presencia del momento presente. 

 

  • Algunos de sus beneficios comprobados son:
  • Disminuye distrés psicológico
  • Disminuye estrés, ansiedad y estados depresivos (reduce el cortisol, que es la hormona relacionada al estrés)
  • Mayor nivel de afectividad positiva
  • Aumenta sentido de bienestar
  • Reduce rumiación mental
  • Aumenta capacidad de memoria a corto plazo
  • Mayor concentración
  • Menor reactividad emocional
  • Mejora relaciones interpersonales
  • Mayor flexibilidad cognitiva
  • Mayor resiliencia física y psicológica
  • Mejor respuesta a situación estresantes
  • Aumento de la plasticidad cerebral
  • Mejora sistema inmunológico

 

 

 

  • Herramientas de compasión y autocompasión

 

 

La compasión es la capacidad de conectar y reconocer el sufrimiento propio y de los demás junto a la motivación de aceptarlo, aliviarlo y prevenirlo. Esto da pie a pensamientos y sentimientos de empatía y preocupación por el bienestar de quien sufre.

Los seres humanos tenemos una capacidad natural para sentir y expresar la compasión, sin embargo, el estrés diario, las presiones sociales y las experiencias de vida suelen limitar la expresión plena de esta capacidad.

 

  • Dentro de sus beneficios podemos considerar distintos ámbitos: 

 

  • Ámbito de Bienestar

– Aumenta emociones positivas y reduce negativas

– Aumenta el tono vagal que mejora emociones positivas y sensaciones de conexión social

  • Ámbito de Salud:

– Reduce migrañas

– Reduce dolor crónico

– Reduce desórdenes de espectro psicótico

– Reduce trastorno de estrés postraumático

 

  • Ámbito de Inteligencia emocional en el cerebro:

– Activa empatía y el procesamiento emocional en el cerebro

– Aumenta el volumen de la materia gris

 

  • Ámbito de respuesta al estrés:

– Aumenta arritmia respiratoria sinusal (mejorando el índice de buena regulación cardiaca y relajación)

– Disminuye el envejecimiento celular

 

  • Ámbito de Conexión social 

– Vuelve a la persona más altruista

– Aumenta la compasión por el otro

– Aumenta la empatía por el otro

– Disminuye prejuicios hacia minorías u otros grupos sociales

– Aumenta la conexión y vínculo social

 

  • Ámbito de Amor a uno mismo

– Disminuye la autocrítica

 

  • Impacto inmediato y de largo plazo

– Una pequeña práctica de menos de 10 minutos diaria potencia sentimientos de conexión social y positividad hacia desconocidos

 

 

  • Herramientas de escucha activa y comunicación no violenta (o comunicación empática)

 

El modelo de comunicación no violenta (más conocido como CNV), es un modelo reconocido internacionalmente y que ha tomado gran importancia en la última década, es utilizado al más alto nivel en organizaciones internacionales, grandes empresas, gobiernos y organizaciones sociales. 

 

Ayuda a que las personas se comuniquen entre sí con empatía, eficacia, asertivamente y coherente con los valores personales, enfatizando la importancia de expresar con claridad observaciones, necesidades (deseos-metas) y peticiones a los demás.

 

Un principio clave de la comunicación no violenta (CNV) es la capacidad de expresarse sin juicios sobre lo que está bien o mal, o sobre lo que es correcto e incorrecto, ya que quienes la incorporan, logran ser conscientes de que las acciones se originan en un intento de satisfacer sus propias necesidades (sean deseos o metas que, en el fondo son legítimas o genuinas)

 

  • Con el modelo de Comunicación No Violenta se logran los siguientes beneficios: 

– Permite crear relaciones personales basadas en la compasión y el respeto y, por lo tanto, mejora la cooperación y la colaboración.

– Ayuda a resolver conflictos y diferencias

– Permita sanar experiencias pasadas

– Ayuda a saber decir que no y a aceptar las negativas que dan los demás

– Contribuye a afrontar sentimientos de culpa, de miedo o de vergüenza

– Potencia las habilidades de escucha activa y de comprensión

– Libera pensamientos que podrían llevarnos a discusiones, ira o depresión

– Identifica necesidades propias y ajenas y permita aprender a gestionarlas

 

 

Creemos que las herramientas y prácticas indicadas anteriormente son fundamentales para apoyar a los convencionales en este proceso intenso de un año.

 

Los ojos del mundo están observando lo que resulte en esta histórica primera asamblea constituyente paritaria, por lo que la manera que lo llevemos adelante marcará el ejemplo para muchas naciones.

 

Es por esto que este proceso debe velar por lo más esencial que tiene esta Convención Constitucional, sus integrantes. Seres humanos que deben ser cuidados y a los cuales se deben disponibilizar y facilitar las herramientas de vanguardia, validadas por la ciencia, que están siendo ocupadas al más alto nivel para liderar otros procesos de transformación local y global.

 

 

Quienes somos

 

Fundación Artesanos de la Paz, RUT: 65.086.501-4, Registro de personas jurídicas sin fines de lucro del Registro Civil n° 150289 con la misión de “crear valor y bienestar social promoviendo, cocreando y expandiendo la Cultura de Paz como camino sostenible hacia el futuro”. Quedamos disponibles y al servicio de la Convención Constitucional que redactará la nueva constitución de Chile.

 

Atte.

 

Sebastián González Arcos – sebastian@fundacionartesanos.org

Juan Pablo Lazo Ureta – juanpablo.lazo@fundacionartesanos.org

María José Castañeda Ossandón – cote@fundacionartesanos.org

 

Últimas entradas de Activista (ver todo)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*