Caminos de Paz

Foto: Sarivon

En la parte más alta de la montaña, en Lleuqueco, en el borde fronterizo, emerge este grupo de arbustos achaparrados que soportan nieve, fríos gélidos y vientos del sur del mundo.

Acá en la foto, caminando en los alrededores del Ayllu de Buenmundo junto a las Caravaneras Hellen, Mane y Juan Pablo junto a los anfitriones; Lanpu, Feiti y la hermosa pequeña Dalia

Las conversaciones sobre este tiempo narran una época grande. Los testimonios convergen en describir la caída de un sistema nefasto que destruye los ecosistemas y la emergencia de códigos e ideas que pueden acercarnos a una imagen de éxito en la transición hacia un Nuevo Mundo Bello y Armonioso.

Red de espacios seguros.

Distinguimos que el sector de Añiwarraki es uno de los buenos ejemplos en curso de una comunidad que se va autodescubriendo en afanes de protección de la Madre Tierra.

Se trata de un sector donde está ocurriendo un fenómeno espontáneo y que merece todo el apoyo de nuestra red de paz.

Reunión de vecindario

Tuvimos el honor de ser aceptados dentro de la reunión mensual de un grupo que tiene la firme determinación de colaborar en los intentos de fomentar espacios comunitarios de acción. El tema mayúsculo que une a la tribu es: LA DEFENSA DEL AGUA. Los temas son variopintos. «Las vacas. La deforestación. Los loteos. Los perros. La tenencia responsable de animales domésticos. ¿Cómo nos organizamos? ¿Cuál es el foco de este tipo de reuniones?»

Existe una historia, como en cada valle. Rescatamos ciertas ideas pronunciadas en el breve encuentro: La importancia de estrechar confianzas. El tema de los ritmos, los roles y la trascendencia de brindar un espacio a la celebración.

Caravana por la paz y la restauración de la Madre Tierra.

A Añiwarraki llegó una bandera de la Caravana en un intento sostenido a través de la RUTA DE LA PAZ, de enlazar espacios afines como Rukayün, Putraintü y La Bella Ecoaldea de Rari.

Bosque nativo. Montaña sagrada. Pachamama hermosa. Foto: Sarivon

Más información sobre la ruta de la Paz

Más información sobre voluntariado en AÑIWARRAKI

Narración diferente. 

Sarivon, Felipón, Lanpu, JP, Dalia, Feiti – Subiendo montañas en camino ascendente recto

Desde el desierto hasta los pueblos que habitan más allá del gran charco desde donde vienen nuestros peñis autóctonos Alexis y Felipe. Desde las conversaciones vecinales para fomentar la aislación térmica de las casas y así, disminuir el consumo de leña y de una manera concreta apoyar la conciencia de cuidado de la Naturaleza.

Desde Mendoza hasta Canadá, de Winnipeg a Montréal, de allá pa’cá, de acá pa’llá, desde la medicina hasta el rezo, y desde la visión hasta el presente.

Desde los vecinos que aún no llegan, hasta Rukayün allá en Valparaíso. Desde el Aconcagua y los Andes, hasta el río de bosques milenarios.

¡Canadá presente! Desde Winnipeg, Montréal, Vancouver, Québec y honrando a todes sus abueles y un saludo a la memoria de William Comanda!

Desde el arbusto achaparrado hasta Calama donde vive Sarivon.

Desde el Buen Mundo hasta La Bella Ecoaldea de Rari, pasando por El Reique y hasta Hunab Ku.

Desde el Gran Espíritu a la amada Pachamamita: Que sea la felicidad y que reinen las sonrisas y los abrazos, la armonía, la unidad y la hermandad.

Anecdotario del tiempo post-eclipse, a pocos días del Nuevo Amanecer:

Visitas a Curarrehue, Añiwarraki, barrio El Renoval, Ayllu de Buenmundo.

Con Sarivon, Felipe, Alexis, Hellen, Mane, Fran, Lanpu, Dalia, Feiti, Claudio, Eva, Fernanda, Daniel, Fran.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*