Aniversario de Mahatma Gandhi

Gana el No al acuerdo de Paz en Colombia

2 de Octubre. Aniversario del nacimiento de Mahatma Gandhi. (1869-2016).

Día para investigar y difundir el legado de Ahimsa que Mahatma predico. Siendo ahimsa, en sus palabras, la otra cara de la moneda de la verdad. Y siendo la verdad aquel objetivo primordial al que Gandhi nos invitó. Maestro que nos inspira a redactar estas letras.

Los resultados del territorio que llamamos Colombia

Existe una historia que relatan los grandes medios y existe otra historia, que es la suma de todas las historias que contamos en cada instante y en todas partes.

La historia que cuentan los medios de comunicación, tan pequeña y vulgar, nos sorprende hoy con la negativa de la mayoría de las personas que viven en el territorio que llamamos Colombia expresándose por el NO a los acuerdos de Paz. Un hecho que en principio sacude al sentido común.

Un hecho es claro. El referéndum colombiano nos convoca a reactivar nuestros propios esfuerzos para manifestar nuestra gran ambición, que es ver en esta generación el cambio total de paradigma en toda la Tierra. Este cambio para poderse observar requiere el fin de todas las guerras. Estos esfuerzos tan solo nos piden volver a respirar naturalmente, recordando que vivimos en el Paraíso y que siempre ha sido así. Esta es la única verdad. Es así y mientras mas podamos sostener nuestras pisadas en este mundo sagrado, mas evidente comenzará a serlo para todos y todas.

Para las culturas de Oriente hay cuatro eras (yugas). La era de oro, la de plata, una tercera y esta cuarta y última, que es la era de Kali, de la ignorancia y de la destrucción. Desde esta era, pasamos a la era de oro. Estamos justamente transitando por este puente y el modo de lograr ver el puente y avanzar por la senda sagrada del guerrero es teniendo fe.

En norteamérica se ha activado el mito del jaguar negro. Surge esta leyenda desde un cuestionamiento básico. La Humanidad es el cáncer del planeta o bien, la Humanidad ¿puede despertar a descubrir que cada ser humano tiene un regalo enrome que ofrendar a la posteridad?

La época del Jaguar Negro es justamente la época del despertar a descubrir nuestros dones. Y descubrirlos implica limpiarnos y sanarnos de todo el miedo que nos fue inculcado desde pequeños.

Podemos cerrar los ojos y ver, que todo es parte de un Plan perfecto. Somos miles y millones, despertando de esta pesadilla. Imaginamos nuestro vuelo hacia el mundo que esta adentro, abajo o arriba, y nuestra mente viaja hacia allá. Así como en el sueño, la realidad se vuelve distinta, desde la mente podemos conectar al alma y el alma con el espíritu y así el espíritu también se manifiesta en los cuerpos.

Colombia es territorio propio, como lo es la Tierra toda. El grito que nace desde esas tierras, que han sido salvajemente agredidas por la guerra y el narcotráfico, nos convoca a expresarnos con toda la belleza de la que seamos capaces.

Llamamos a confiar en que este aparente revés es en verdad un redoble de fuerzas para la unificación de las tribus de la Tierra que creemos en acabar con tanto sufrimiento. Destruyamos los limites que nos impiden la felicidad, destruyamos esas fronteras que nos separan y recordemos que somos una sola familia habitando la Tierra y que tu pena, es mi pena y tu alegría es mi alegría.

No por casualidad In la kech y Namaste significan más o menos lo mismo. Te saludo porque eres yo mismo. Esto es sagrado entendimiento americano maya y asiático indio.

El peligro ha escalado. Nuestra confianza en la unidad, también.

¿Ha sido un mal acuerdo de paz? ¿Ha sido un acuerdo cupular? ¿Ha sido un acuerdo que no ofrece una verdadera luz? No importa. La noticia que emana desde el territorio que llamamos Colombia, allí donde también se encuentran los puentes hacia Macondo, es que el proceso de Paz nos alcanza a todos. Es una reflexión abierta. Dialoguemos. Y antes de hacerlo, aprendamos a dialogar. Y antes de hacerlo, escuchemos. ¿Qué dicen las plantas? ¿Qué dicen las olas, los vientos, la luna y los animales? ¿Qué dice mi madre? ¿Qué dicen mis hermanas? ¿Las niñas?

¿Gana el No a la Paz? ¿Cémo puede ser?

Nuestra perspectiva, alimentada por las enseñanzas de Chogyam Trungpa, es que Shamballa, esa tierra en la que todos sus habitantes viven en Paz y en una cultura de cooperación altruista y sabia, existe. Esa Nación es conocida como la sangha de Agartha y su capital, como Kalapa.

Por lo tanto, tenemos acceso directo a la posibilidad de vivir en Paz, en la medida que logremos en vida seguir la senda del guerrero verdadero. Aquel que enfrenta sus propios demonios y los doblega, con la espada de la verdad, la amada Excalibur. Volviendo a nuestra esencia de bondad, descubriendo la magia, derrotando la arrogancia y postrándonos ante el Monarca Universal que mora dentro de nosotros.

¿La firma de la paz, es simplemente un acuerdo que se negocia entre bandos armados? ¿O la paz, desde ahora y en adelante debemos entenderla como el fin de toda la violencia? La paz desde hoy, ha de saberse una actitud proactiva de cuidado por la Tierra, los animales, los insectos, la vida en general, las rocas, los elementos, las personas y por sobre todo, una actitud de autocuidado.

Esta es la gran transición a la que asistimos en esta generación y todo obra para dotar de fuerza a este entendimiento. Cada obstáculo que se presente, como la idea de una mayoría a favor del NO en el territorio que llamamos Colombia, es en verdad un juego del Misterio para acrecentar las fuerzas evolutivas hacia nuestra conciencia unificada.

¿Qué dice la gente que voto por el NO? Son muchas voces y no lo sabemos. Escuchemos.

¡La Humanidad ha topado fondo!

¡Aleluya! Ya no podemos seguir degradándonos. Desde ahora en adelante todo es hacia arriba, hacia la energía que entusiasma a nuestros corazones, hacia la paz mundial, la felicidad y la liberación total.

La emergencia es tal, que los acuerdos de paz se rechazan y por tanto, la actitud confiada ha de cambiar por una actitud proactiva de unión con aquellos que lideran al movimiento Solidario.

Los pueblos originarios sostienen este conocimiento de manera ancestral.  Los guardianes de semillas libres de agrotóxicos, los yoguis, los seres compasivos, los autodidactas del amor radical… tantos y tantas maestros y maestras para aprender.

La aventura continúa. Seguimos alertas. Seguimos confiantes. Seguimos adornando el puente a Shamballa. Pronto seremos millones encontrándonos allí y ceremoniando por el fin de todas las guerras.

Aho metakiasse

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*