Actualidad: Semillas libres / La coyuntura de las presidenciales … y el manifiesto del encuentro Kokopelli Perú.

 

El encuentro de semillas libres está ocurriendo en Laguna Verde. Hablamos de revolución y de evolución. Las dos palabras convergen en que seamos amables con todos, comenzando por nosotros mismos. Un foro tuvo como propósito: La identificación de estrategias comunes en la unificación de la red de guardianes de semillas con la red de guardianes de abejas.

Un primer acuerdo que tuvimos en la dinámica de continuar un diálogo iniciado en el valle sagrado de los Incas el año pasado fue afirmarnos en el manifiesto ya redactado y que se expone a continuación de esta nota. El manifiesto se titula: Sembrando vida en América.

Otro acuerdo fue continuar el diálogo. Es por ello que apenas aparezca el resultado nuevo de estas conversaciones la vamos a publicitar en esta página web. De seguro, también podremos apreciarlo en otras dos páginas de la poderosa y maravillosa red de semillas libres:

1.- Red Chilena de semillas libres

2.- Red de semillas libres. Americana.

Sincronía de la propuesta con la iniciativa de una candidatura presidencial. La de Alfredo Sfeir.

En una reunión a la que pudimos asistir integrantes de la familia arcoiris, del movimiento de permacultura, de la coordinadora pro bandera de la paz, meditadores vipassana, activistas del reciclaje, yoguis y perseverantes activistas sociales pudimos oir de propia boca del candidato su compromiso con las semillas y con las abejas. De hecho, nos mencionó este candidato que fundó un Instituto de cuatro ejes: Dos de ellos Semillas y abejas por la paz. Plena sincronía con las prioridades establecidas en el encuentro internacional de semillas libres.

Da para pensar que existe un movimiento planetario de conciencia que nos invita a perseverar en nuestra rectitud y en el trabajo espiritual de cada uno de nosotros, para que dicho esfuerzo se vea coronado en el exterior con la observación del éxito de este esfuerzo. Nuestra intención de poder es la victoria total. Paz en la Tierra ahora. La candidatura de Alfredo Sfeir es parte de la emergencia de este nuevo paradigma. La clave es el tiempo: Es ahora. Somos los que estábamos esperando.- Un link con las referencias de Alfredo. 

Espiritualizar la política y politizar la espiritualidad.

C.A.S.A., el Consejo de Asentamientos Sustentables de América cuenta entre sus forjadores a Thomas Enlazador de Mundos Resonante de Brasil. Nuestro hermano, sostenidamente a través de los años ha señalado que nuestro intento es llevar el aprendizaje de la permacultura a la esfera de la toma de decisiones. Tiene una frase reiterada que resume su pensamiento: A espiritualizar la política y a politizar la espiritualidad. El candidato presidencial chileno sostiene este mismo modo de actuar. Inclusive, trabajando en el Banco Mundial y luego de 13 años de esfuerzo, logró abrir un departamento de estudios: Medioambiente y economía. Asimismo, al interior del Banco Mundial levantó la propuesta de vincular la Economía y la Espiritualidad. Hoy, su propuesta es la misma que la de nuestro hermano y referente en la articulación de C.A.S.A.: A espiritualizar la política.

La Bandera de la Paz y la coyuntura de las elecciones presidenciales.

Por lo pronto, entre los miembros de la Coordinadora Pro Bandera de la Paz agradecemos comprender que es muy probable que exista una respuesta de parte de los comandos de las diferentes candidaturas presidenciales a la solicitud que hacemos de promover la bandera de la paz.

Esta bandera representa el propósito común de quienes aspiramos a influir en el ámbito público. Construir una cultura de Paz es un anhelo transversal. Nuestra ignorancia ha hecho que este propósito común se haya olvidado o se haya sido conceptualizando erradamente. La Paz supera el entendimiento de ser una situación aplicable a las naciones y que sea la ausencia de guerras. La Paz es un estado del ser que se alcanza en la plenitud del desarrollo humano. La paz es el deber esencial del Estado y de quienes asumen los Gobiernos de turno. De acuerdo a la doctrina y a las conversaciones que se sostienen actualmente en el seno de Naciones Unidas, el derecho a la Paz es un derecho humano sin el cual los demás derechos humanos dejan de tener valor. ¡Ni más, ni menos!

La Paz es nuestro camino.

El debate acerca de la bandera de la Paz está de plena actualidad internacional. Argentina acaba de legislar sobre la materia. Los candidatos son libres de escoger la oportunidad para pronunciarse sobre su apoyo y la manera de promocionar la bandera y las implicancias de hacerlo se pueden ver en los siguientes ámbitos:

Violencia en los estadios. Comencemos poniendo la bandera de la paz en los estadios. Así vamos a dar un ejemplo mundial a un flagelo sin solución. El fair play es el juego limpio, el juego limpio es el juego de la vida.

Bulling entre estudiantes. Bandera en los colegios.

Medios de comunicación masivos. Educar a los comunicadores, publicistas y directores y a la sociedad en general acerca de las formas de comunicarnos sin violencia. Coeducarnos entre todos. Los medios de comunicación masivos tienen responsabilidad total en la actual crisis y una primera forma de enmendar el rumbo es socializar la existencia de la bandera de la paz.

Naturaleza. La paz es, hoy, sustentabilidad. Paz con los animales, paz con la Tierra, paz con el reino vegetal y con todos los demás reinos. Fin a agrotóxicos. Fin a pesticidas, herbicidas, insecticidas y homicidas. Fin a los transgénicos. Sí a la cultura orgánica, a la alimentación saludable y al canto, a la danza y sí a todos los nutrientes del alma.

Diálogo entre candidatos. Convoquémonos todos juntos a celebrar el día internacional de la Paz este 21 de septiembre, de todos los partidos políticos y de todas las candidaturas, bajo la bandera de la Paz. En todo el país y convocando a todo el mundo. » Gandhi insistía en que sólo un grupo de personas trabajando juntas con disciplina y persistencia podrá ser capaz de combatir la injusticia. Pidámonos esa disciplina a todos y a todas. Este 21 de septiembre, que las banderas de la unidad y de la paz se expresen con toda la fuerza de la primavera de un nuevo tiempo.

Celebremos este hermoso momento. Sintámonos parte de esta generación y comprendamos que es posible, que es ahora y que es magnífico poder contribuir, cada uno desde su espacio. Es tiempo de humildad. Es tiempo de servir todos juntos y de darle sentido a nuestras vidas recordando que somos uno.

——————————————–

… A continuación: el manifiesto del primer encuentro de la red de semillas libres. Pronto, la continuación salida del II encuentro internacional de la red de semillas libres.

Primer Encuentro de la Red de Semillas Libres

Sembrando Vida en América

7 de Agosto de 2012

Festival Kokopelli Pachamama

Valle Sagrado de los Incas, Ollantaytambo, Perú

Declaración Pública

 

Nosotros y nosotras, guardianes y guardianas de semillas de las Américas, reunidos hoy siete de

Agosto de 2012 en Ollantaytambo, Valle Sagrado de los Incas, Perú, conformando la Red Semillas

Libres,

Reconocemos, valoramos, honramos y agradecemos la herencia de los pueblos en la labor de criar,

domesticar, diversificar, preservar, compartir, multiplicar y facilitar la evolución de la semilla

criolla y nativa.

Estas semillas son el fundamento de la soberanía y autonomía alimentaria, la salud y la

permanencia de los pueblos y su cultura en los territorios. Constituyen un bien común y un

patrimonio planetario al servicio de la humanidad.

Como guardianes defendemos las semillas libres y soberanas, reconocemos la diversidad como

riqueza en todas sus formas. Las semillas criollas y nativas son fuente de diversidad biológica y

cultural ya que inspiran la creación individual y colectiva en las comunidades.

Reivindicamos el derecho de guardar, reproducir, multiplicar, intercambiar, donar, compartir,

vender y regalar libremente las semillas.

Nos basamos en la amistad, la confianza y la solidaridad como factores básicos para la efectiva

articulación de la red.

Declaramos que toda variedad y especie pertenece al dominio público por lo mismo posee

derecho de libre circulación, sin fronteras, para compartir e intercambiar libremente ya que el

movimiento revitaliza la semilla permitiendo su evolución y adaptación climática, geográfica, etc.

Desconocemos a los organismos genéticamente modificados e híbridos degenerativos como

semillas ya que no cumplen la función de generar y sostener la vida.

Por lo tanto, rechazamos:

‐ Todas las formas de propiedad intelectual sobre los organismos vivos y su conocimiento

asociado.

‐ El control corporativo sobre la vida ya que genera monopolio y dependencia.

‐ Toda forma de transgenia y aquellas tecnologías que impiden la reproducción libre de la

semilla.

‐ La biopiratería.

‐ Las leyes ilegitimas que criminalizan el libre flujo y multiplicación de las semillas,

‐ Las leyes ilegitimas que validan prácticas que amenazan la vida.

‐ La utilización de agroquímicos, los monocultivos y toda política y práctica que agreda la

vida y atente contra la salud de los ecosistemas y la población.

‐ Toda inversión pública en la investigación, promoción, fomento y desarrollo de tecnologías

que producen semillas degenerativas y sujetas a propiedad intelectual.

Proponemos la agroecología como una solución a los problemas ecológicos, sociales y culturales

que afectan al mundo. Es además una herramienta que permite independizarnos del sistema

agroalimentario corporativo, fomentando las autonomías de los pueblos.

Nos comprometemos a:

‐ Seguir intercambiando semillas de vida a nivel planetario.

‐ Investigar, recuperar y compartir prácticas tradicionales y agroecológicas de crianza de

semillas.

‐ Fomentar el intercambio y expansión de conocimientos relacionados a la agroecología.

‐ Promover la conservación de la diversidad biológica y cultural.

‐ Promover la educación a todos los niveles, para el cultivo, reproducción y difusión de

semillas, por medio del diálogo de saberes.

‐ Fortalecer los vínculos y expandir la red de Semillas Libres.

‐ Criar y multiplicar semillas con técnicas y visión agroecológica.

‐ Promover la no violencia activa como método de respuesta al atentado legal y tecnológico

contra las semillas, los pueblos y la Tierra.

‐ Proteger los centros de origen y diversidad, y liberar a los territorios de contaminación

transgénica.

‐ Trabajar por la dignificación de la vida en el campo, reconociéndola como una forma de

desarrollo sustentable y autosuficiente.

‐ Fortalecer a las personas individuales, productores familiares, comunidades y entes

autónomos como reproductores y difusores de semillas, de modo abierto y participativo.

‐ Defender la libertad de las semillas.

 

Publicaciones de Activista (ver todas)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*