Defendiendo al Territorio

Desde y hacia el origen

Video comprometido con la defensa y cuidado de Pachamama

A la sala de redacción de SOMOSPAZ ha llegado un video importante

Honramos este trabajo artístico por múltiples razones. Se trata de una obra de arte comprometida con el cuidado de la vida, de las aguas y de las comunidades, se trata de un testimonio de una abuela que ofrenda su vida para preservar la memoria ancestral y por el arte, la música y la poesía.

Honramos a Kamila Kitrá y a Sara Olguín

Jallalla Pachamama

Poema de hoy

Asimismo, el día de hoy ha llegado un poema de Paz escrito por Edwin Antonio Gaona Salinas, de Ecuador

Pido paz

 
Los humanos del amor en el corazón
soñamos en que las guerras terminen,
fundimos en la claridad de las ilusiones
al sol que aclara vendavales de alegría.

Los humanos que amamos la paz del pacifista
entregamos el viento a las claras montañas,
respiramos del aire la libertad de aquel viento
y vamos cantando por las sendas sencillas.

Los humanos gigantes de la plena justicia
adoramos de plano que el alma suspire,
al ver las sonrisas prendidas de blanco
en los humanos gigantes de amor a la vida.

Por eso le pido a las madres del mundo
que pidan a sus hijos, que suelten las armas.
Por eso le pido a los padres amigos
que pidan a sus hijos, que mojen las pólvoras.

Por eso le pido al guerrero en persona
que calme su furia, que el deber es vivir,
vivir sin las sombras de muertes perdidas,
vivir con las luces de la paz prometida.

Les pido de frente gobiernos de países…
Que calmen sus furias sin vidas cortadas,
toleren y vivan con historias de ensueños
y no con silencios de fúnebres sendas.

Le pido al armero, que busque otro oficio…
Que juega con llamas que apagan la vida,
que deja en la calle el llanto de un niño,
que deja en delirio orfandades eternas.

Les pido a los pueblos que sigan senderos
de paz duradera por montaña y desierto…
No solo el vergel que reluce es hermoso,
también el desierto que circunda al oasis.

Soldados del respiro y de múltiples esfuerzos…,
bajad los fusiles que los llevan a la muerte,
esculpan en la lengua sonrisa y palabra
que siempre los guíe a la paz que soñamos.

Las sangres vencidas se las lleva el polvo
con la sentencia de borrar sus recuerdos,
en cambio, los respiros de amor y de vida…,
pueblan y pueblan un mundo de armonías.

Por eso vuelvo y pido, vuelvo y grito…,
que se trituren las armas por un dulce destino,
donde florezcan las rosas y los amaneceres
con latidos de niños y pétalos de auroras.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*