El diálogo por la Paz es sentido común ante la corrupción reinante

Actualidad del debate global en torno al Derecho Humano a la Paz

SHANGRI_LA_TUMO_ROERICH

A nuestra redacción ha llegado una carta solicitando apoyo para respaldar la iniciativa de la Asociación Española de Derecho Internacional por los Derechos Humanos. Hemos respondido favorablemente como se lee en carta respuesta que se puede leer más abajo.

La AEDIDH ha trabajado junto a miles de ONG’s de todo el mundo con el objetivo de introducir en el debate mayor mundial la incorporación de la Paz dentro de la Carta Fundamental de los derechos humanos.

Somos Paz ha apoyado los esfuerzos de la AEDIDH. Hemos podido concurrir a la sede de Naciones Unidas en Ginebra, a expresar nuestro punto de vista. La Paz es una actitud positiva frente a la vida y a cada detalle y gesto que ella involucra. La Paz es sagrada y se encuentra en el camino del autoconocimiento. Por ello, nuestra asociación optó por cambiar el nombre de Coordinadora Pro Bandera de la Paz por el de Somos Paz. Es nuestra verdadera identidad.

En función de esta Alianza nos llega este mensaje, desde Europa.

En link aparte expresamos el contenido de la propuesta hecha por la AEDIDH

__________________________________________________________

CARTA

Re: Derecho humano a la paz.

 

Ginebra, 6 de abril de 2016

Estimados/as representantes de Somos Paz,

En nombre de la AEDIDH, me complace comunicarles que el cuarto período de sesiones del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano a la Paz se celebrará en el Palacio de las Naciones (Ginebra), del 11 al 15 de julio de 2016.

Como recordarán, tras la adopción de la Declaración de Luarca del Derecho Humano a la Paz en 2006, la AEDIDH y otras OSC han llevado a cabo una campaña mundial con el objetivo de que la Asamblea General de las Naciones Unidas reconozca la paz como un derecho inherente a toda persona y a todo pueblo. Ante el interés constantemente manifestado por la sociedad civil, en julio de 2012 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas nombró un grupo de trabajo intergubernamental para que redactara un proyecto de declaración sobre el derecho a la paz, sobre la base de la Declaración adoptada por el Comité Asesor el 16 de abril de 2012. Desde entonces, el grupo de trabajo se reunió durante tres períodos de sesiones celebrados en 2013, 2014 y 2015.

Lamentamos profundamente que el presidente-relator del grupo de trabajo concluyera sus funciones en 2015 presentando al Consejo de Derechos Humanos un proyecto de declaración que, para obtener el pretendido consenso, sacrificó tanto los elementos esenciales del derecho humano a la paz como el reconocimiento mismo de tal derecho. Ni siquiera con ese texto se obtuvo el codiciado consenso.

La AEDIDH considera que el consenso es imposible porque una minoría de Estados desarrollados, encabezada por los Estados Unidos y buen número de Estados miembros de la Unión Europea, rechazan aceptar la existencia del derecho humano a la paz, sin aportar mayores explicaciones. En cambio, la gran mayoría de Estados miembros de las Naciones Unidas de todas las regiones geográficas del mundo, están a favor del reconocimiento internacional del derecho humano a la paz, en clara sintonía con la sociedad civil internacional.

En preparación del cuarto período de sesiones del grupo de trabajo, convocamos nuevamente a todas las OSC interesadas a reiterar activamente su apoyo a la codificación internacional del derecho humano a la paz, como materia de máxima urgencia en el mundo actual que está dominado por una carrera desenfrenada de armamentos, la multiplicación de conflictos armados ante un Consejo de Seguridad paralizado por el veto de sus cinco Estados permanentes, y la impunidad generalizada ante las violaciones masivas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

La AEDIDH ha defendido en los últimos cinco años la Declaración de Santiago sobre el Derecho Humano a la Paz, adoptada el 10 de diciembre del 2010 por la sociedad civil internacional. Ha recibido el apoyo de más de 2.000 organizaciones de la sociedad civil, ciudades e instituciones de todo el mundo. También ha inspirado profundamente los trabajos del Comité Asesor, puesto que la Declaración sobre el Derecho a la Paz adoptada en 2012 recoge el 85% de la Declaración de Santiago.

Les adjuntamos para su información el texto revisado y actualizado de la Declaración de Santiago que hemos preparado, a la luz de los comentarios realizados por los Estados durante los tres períodos de sesiones del grupo de trabajo ya celebrados.

Nuestra intención es presentar este proyecto de declaración ante el 32º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos (junio de 2016) y ante el grupo de trabajo durante su cuarto período de sesiones (julio de 2016).

En consecuencia, invitamos a su Organización a estudiar cuidadosamente el proyecto de declaración adjunto, a fin de formular los comentarios que consideren pertinentes y, eventualmente, expresar su adhesión al mismo. En todo caso, les invitamos a manifestar su conformidad con este proyecto de declaración antes del 5 de mayo de 2016.

También les invitamos a participar activamente en el cuarto período de sesiones del grupo de trabajo, que se celebrará en Ginebra del 11 al 15 de julio de 2016, de manera que los Estados puedan escuchar la opinión y los reclamos de las OSC de todo el mundo.

Quedamos a su disposición por si requirieran información complementaria.

Les agradecemos de antemano su atención y solidaridad.

Reciban un cordial saludo,

 

Carlos Villán Durán

Presidente

 

_______________________________

Nuestra carta de apoyo:

 

Estimado Carlos Villán

Estimada Alba Bescos.
AEDIDH
Presente:

De nuestra consideración:

Me complace saludar sus esfuerzos para la codificación del Derecho Humano a la Paz. Suscribo la «propuesta de declaración universal del derecho humano a la paz» que la AEDIDH ha realizado con tanto esmero. La suscribo en nombre de nuestra asociación SOMOS PAZ, de Chile.
Hemos leído atentamente la propuesta y además, atendido que no somos ingenuos acompañaremos nuestra firma con la difusión de esta propuesta, con la difusión de las noticias buenas que podamos crear y solicitando audiencia con autoridades locales para hacerles ver de nuestra posición conjunta. Reconocemos su liderazgo y le hacemos ver de nuestro expectante anhelo de cooperar cada vez que sea posible en este tema trascendente.
Sabemos que en este tiempo crece la conciencia acerca del poder de la palabra. En virtud de lo anterior y a nuestro serio esfuerzo por consolidar redes que logren unificar a la sociedad civil global en la idea de refundar nuestro sistema de governanza nos plegamos a su propuesta. El sistema de protección de los Derechos Humanos refleja nuestra evolución social.
Hemos difundido la tarea de la AEDIDH a este respecto en nuestra web y anhelamos continuar perseverando en la difusión de la trascendencia de esta discusión en el seno de Naciones Unidas ante ONG’s, Empresarios y Gobiernos. Por nuestra parte, hemos tenido en los últimos tiempos acercamientos con un movimiento sin precedentes de unificación de los pueblos indígenas y nos llama apoyar la creación de las Naciones Unidas del Espíritu, en la que distintos pueblos y etnias están trabajando fervientemente y de un modo espiritual.
Por todas nuestras relaciones,
Juan Pablo Lazo Ureta
Abogado egresado de la Universidad de Chile
Postgraduado en Louvain-La-Neuve, Bélgica y MIT, Estados Unidos.
Somos Paz

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*