Una bengala ilumina los diálogos para la Paz en los estadios.

Luis Suárez le quita el saludo a Patrice Evra en un partido de fútbol en la elite del fútbol inglés. Los medios de comunicación se convulsionan con el ejemplo que registra la cancha. En Chile, una bengala cae dos veces en un partido del actual campeón de la Sudamericana y vuelve a poner el tema de la violencia en los titulares.

La verdad es muy obvia, lo que sucede en la cancha es reflejo de lo que sucede en la sociedad. La desigualdad en el poder de decisiones como en el poder económico se observa tanto entre dirigentes, jugadores y barristas. En el plano de las manifestaciones estudiantiles lo mismo se plantea con fuerza:  existe un diagnóstico de falta de empatía popular con el rumbo social. Vamos al despeñadero y el sentido común brilla por su ausencia. En los medios de comunicación social que influyen en la conformación de la opinión pública lo que vende es el problema.

En palabras de la académica de la Universidad de la Paz de Costa Rica, Alicia Cabezudo:

“En definitiva, la situación socio-económica que recrea la marginalidad, inyecta a la sociedad una violencia que se corresponde directamente con la injusticia social y aún las “fiestas” se convierten a veces en pesadillas. Este ha sido el caso del football en los últimos años. Intentemos otra mirada.”

Aquí vamos con la solución. En esta hora de confluencias mundiales a través de la web, toda la información relevante está sobre la mesa. La misma solución que el panel de expertos sobre cambio climático galardonado con el Nóbel de la Paz establece para terminar con la crisis climática opera para los demás ámbitos del cotidiano vivir en los que observamos grandes dramas terminales; depresión, corrupción, falta de ética, etc… La panacea es el cambio conductual. La transformación cultural es nuestro destino y las guías han de ser las banderas de la Paz.

En este sitio promovemos la bandera de la paz oficial de los Estados americanos. La misma que es desconocida por la inmensa mayoría de la clase dirigencial. En íntima conexión con el movimiento planetario que promueve la bandera de la paz, sostenemos que los estadios requieren levantar esta bandera para que se establezca el propósito del fútbol como un tesoro del genio humano para la transmisión de valores profundos y armoniosos.

Una vez establecido el propósito común viene el debate acerca de cómo lo logramos. El desafío aparece después de planteado el objetivo. No vamos contra sino a favor de los vientos. La sociedad mundial despierta, se conecta, se descubre poderosa y así avanzamos a la co-creación del mundo soñado. Es todo un misterio y eso es sagrado.

La bengala en el partido de la Universidad de Chile con Deportes Iquique.

Aparte de la iniciativa de ley que nace que “endurece las penas” existe una batería de alternativas en las que creemos con mayor fuerza. Apalear sin considerar la esencia del problema puede resolver momentáneamente la cuestión y generar buenos ingresos, pero a la larga, requerimos creer que es posible hacernos cargo de todas nuestras relaciones.

Aquí dejamos un enlace relativo a la Peace Cup, surgida luego del mundial de Corea-Japón mueve millonarios fondos para llevar adelante su propósito.  http://www.corresponsaldepaz.org/es/Archivo/Reportajes/PeaceCup-futbol-y-paz/peacecup-futbol-y-paz.html

Dejamos establecido, por último, el compromiso de llevar adelante una gran reflexión y convocar a la brevedad posible a un debate en torno al Fútbol como vehículo de transformación social. Rumbo a una cultura de Paz. Bienvenidos a escribirnos los interesados.

Terminamos esta nota con las palabras de doña Alicia, quien también ejerce en la Universidad de Rosario, Argentina: “Es hora que en el  mundo de hoy todos los países nos transformemos en  un “buen equipo de futbol” – donde cada “jugador” contribuya desde su “posición” a la necesaria y acuciante construcción de un resultado armónico, equilibrado  y cooperativo – jugando limpio, colaborando , respetando a todos y dando lecciones vitales de trabajo, solidaridad y eficacia al mundo y a nosotros mismos”.

En caso de querer cooperar con las acciones, seminarios y encuentros de práctica y reflexión que haremos pueden escribir a : contacto@buenmundo.cl – Colocar en subject o asunto: FÚTBOL Y PAZ, por favor.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*