Cuenta sobre la reunión que definió los objetivos de Rukayün

Sede de la Caravana por la Paz y la Restauración de la Madre Tierra

Aprendemos a escuchar lo que va emergiendo, aquello que no sale de mi boca, ni de la tuya, sino que emerge desde el territorio.

Hablamos del territorio y nos referimos a todas sus dimensiones. (Emocional, físico, relacional…)

El día miércoles 13 de Octubre nos encontramos nuevamente en Rukayün con el objetivo de cocrear y nos volvimos a abrazar, volvimos a sintonizar frente al altar, le danzamos a la paz universal, cantamos y por último, con un poco de concentración y siguiendo la metodología de Dragon Dreaming (El sueño del dragón), logramos definir los siguientes Objetivos Específicos.

Sueños

Escuchamos todos nuestros sueños. Escuchamos el sueño de quien convocó, de hacer este espacio una oportunidad para amarnos, para congregarnos, aprender, crear un templo, honrar la vida y simplemente permitirnos Ser. Escuchamos todos los sueños y vamos a ir por todos ellos.

Nos encanta la escucha.

Aprendimos la meditación Pinakari

Objetivos específicos

  1. Co-crear una escuela de buen vivir, autosustentable, en colaboración comunitaria para vivenciar los pétalos de la permacultura en el territorio.
  2. Ofrecer experiencias de sanación basadas en la ancestralidad para fortalecer, contener y apoyar a los miembros de la comunidad en su diversidad.
  3. Sostener y cuidar un nodo sagrado-tambo en belleza, abundancia y prosperidad, para que florezca la divinidad de todes los seres que habiten y transiten este lugar, hacia la Nueva Humanidad.
  4. Constituir un espacio que concientice una comunicación respetuosa y amorosa.

Izquierda a derecha: Víctor, Sol, Misky, Juan Pablo, Cata, María José, Yendery y Josefa. De pie: Vianca y Pazka Trina. Anduvieron: Cata, Iara y Roque. Se excusaron: Simón, Claudio, Indra, Ananda, Ravi, Coté, Patricia, Nicolle…

Reflexión de la queridísima María José sobre la reunión:

«Los espíritus del territorio amparan nuestro rezo.
El aura de Rukayün es sanador lo percibo en sus espacios .
El altar resplandeciente.
El fuego siempre encendido. El canto.
Listos estamos para materializar el sueño. Tierra.
Hay corazón abierto, inocencia, energía, arte, belleza, sabiduría, paz y respeto, para construir.
Somos canales entre ideas y danzas. El nodo naciente ha florecido. Hablamos de sueños, anclamos objetivos.
Todo lo que emerge de este espacio fluye en conciencia y es medicina para la restauración de la Naturaleza.»

Más sobre el proceso de Rukayün: acá.

Dejamos video hecho por Rukayuneras y estrenado hace muy poco. Maravilloso, sobre la mujer lechuza:

 

Últimas entradas de Activista (ver todo)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*