Tiempo de conciencia

Día internacional de la conciencia para Naciones Unidas

El día de hoy, 5 de Abril, Naciones Unidas invita a dialogar y a festejar la conciencia.

Naciones Unidas

5 de abril. Naciones Unidas invita a festejar la conciencia.

El año 1945 concluye la segunda guerra mundial y las potencias vencedoras convocan a integrar una organización mundial. Surgen el consenso de Washington y los organismos multilaterales como FAO, UNESCO, FMI y más, que se dan a la tarea de gobernar el mundo.

No todos los pueblos son invitados a participar y solamente se reconocen 5 lenguas oficiales. Hay cinco países, aquellas potencias vencedoras de la segunda guerra mundial que hicieron el gasto militar que se reservan el derecho a veto, a saber; Estados Unidos, Rusia, China, Inglaterra y Francia.

En el seno de la ONU se permite el diálogo acerca del feminismo y se realizan grandes gestos en el sentido de valorar el equilibrio de poder entre géneros, pero de todas maneras y en el fondo se continúa replicando la cultura patriarcal y por tanto, no se cuestiona severamente a la cultura de la guerra instalada en esta organización internacional.

Esta cultura de la guerra que Naciones Unidas no impide es interesante porque si bien son múltiples y variadísimas las declaraciones de paz; no se cuestiona severamente la existencia de ejércitos en casi todos los países del mundo. Estos ejércitos son  agrupaciones multitudinarias de profesionales especializados en la aniquilación de pueblos enemigos y son instituciones permanentes, cuando la historia nos refiere que en un comienzo eran instituciones transitorias. Estos ejércitos dependen de la industria de las armas, que opera bajo lógicas de mercado y como todas las empresas, añoran florecer. Para lograr su crecimiento económico se han industrializado y podríamos extendernos mucho en el análisis sobre estas empresas: baste decir que los mayores índices de corrupción se encuentran asociados a la industria de la guerra. Por cierto, parece lógico que empresas inmorales actúen sin frenos de ninguna especie en sus objetivos de grandeza.

Escribo sobre el anhelo de Paz y de acabar con la industria de las armas y de la guerra, de reconstruir Naciones Unidas bajo lógicas de una auténtica cultura de respeto, cuidado y Paz y «pareciera» Naïf e ingenuo. Las Naciones Unidas, en conjunto con las grandes corporaciones que financian y que se entrelazan con las grandes Universidades y los grandes medios de comunicación masivos han instalado el concepto de «real politik». En el mundo de la real politik estamos invitados a dialogar sobre lo posible y no sobre lo imposible. Se nos invita a creer que la cultura de paz y el fin de las guerras y de su industria, es imposible. «Hay demasiados intereses comprometidos.»

En función de lo anterior es que en este día de la conciencia, en plena pandemia global y escribiendo desde un país cuya conciencia estalló el 18 de Octubre de 2019 para decir ¡BASTA! Creo oportuno y permitido hablar sobre imposibles. Incluso lo creo bienvenido. Aclaremos que el nuevo mundo será posible en función de la alta magia del amor. Dichas magias, como enseña la permacultura, no se encuentran en el seno del viejo paradigma sino en los márgenes. En los bordes, la Naturaleza derrocha vida: en el lugar donde conecta el Mar con la Tierra, el bosque con la montaña.

Es auspicioso que esta nota sea escrita al día siguiente del portal 4-4-4 abierto el día de ayer, en que millones de meditadores afirmamos que sí es posible afirmar el advenimiento de una era de Paz y concordia y que comienza ahora.

Hablar sobre conciencia es hablar sobre eternidad, paz, amor, armonía y verdad. La conciencia es nuestra auténtica Naturaleza. No tenemos nada que hacer, para permitir que nuestra conciencia brille. Somos la luz de la conciencia. ¿Cuál es el asunto entonces?

En política, Nagaryuna, un gran filósofo del Oriente decía hace miles de años: Primero tenemos que purificarnos, sanar. Vale decir, retornar a nuestra verdadera identidad. En segundo término, tenemos que limpiar aguas. Por la limpieza de aguas, comprendo también que tenemos que invitarnos a limpiar nuestras relaciones, especialmente las íntimas. Por último, en política lo trascendente es invitarnos al autoconocimiento y a la autorrealización. Si nuestras decisiones van por este derrotero y de manera conjunta, por cierto hay esperanza.

Es mi creencia que la conciencia floreció miles de años atrás cuando la humanidad pudo conectar con el elemento fuego. Es lo que se nos relata en los libros de Historia. Esta vez, tan grande como aquella, la conciencia florece en torno a la consideración del elemento agua: que nos invita a ciertos verbos: recordar, fluir, sanar, curar y purificar. El elemento agua va hacia abajo.

Naciones Unidas del Espíritu

Al hablar de Naciones Unidas y de una organización que no incluye a todos por igual, desde su fundación y que además permite el uso de muy pocas lenguas oficiales y por tanto, impide un verdadero diálogo resulta interesante saber que un grupo de autoridades ancestrales indígenas y en ceremonia logró hace muy poco tiempo atrás un acuerdo llamado Naciones Unidas del espíritu.

Es mi parecer que este acuerdo sí nos enseña y nos transmite alta conciencia y acuerdos posibles para lograr la Paz en la Tierra.

Por ello, dejo acá el link y los 9 principios de vida.

9 Principios de vida

«Hoy renacemos en los siguientes nueve alientos de vida:

  1. Reconocemos como nuestra Ley de Origen a la Madre Padre Creadores que se manifiestan y expresan en el orden natural y por esto nos declaramos las Naciones Unidas del Espíritu.
  1. Proponemos un camino, unos pasos para educar seres humanos verdaderos, basados en nuestras FORMAS DE VIDA.
  1. Invitamos al ser humano olvidado de su memoria ancestral que venga a beber de esta fuente de sabiduría ancestral.
  1. Consideramos que toda la naturaleza (elementales, minerales, animales, plantas, selvas, ríos, montañas, humanos, planetas, estrellas, así como lo invisible) no son recursos, son nuestra familia, por lo cual es fundamental vivir juntos en armonía.
  1. Manifestamos que la interculturalidad y el diálogo de saberes favorecen el reconocimiento de nuestra humanidad común en el respeto por las diferencias, para la construcción de Acuerdos Comunes basados en la Ley de Origen de cada uno de los pueblos ancestrales.
  1. Declaramos que nuestra espiritualidad no es una forma religiosa exótica, sino una manera de vivir en acuerdo con todos los seres, la naturaleza y el universo.
  1. Reconocemos en la mujer a la madre divina universal, más no el modelo de belleza pasajera que origina la idea de que podemos poseer y controlar el mundo.
  1. Somos el cumplimiento del sueño de nuestros ancestros. Nuestros pueblos ancestrales tienen el silencio para saber escuchar y la palabra para saber hablar y proponer; esta es una propuesta de educación que pone en el centro al SER y la convivencia en armonía con todos los seres visibles e invisibles, estos pasos que educan son una urgencia para la humanidad. Así con los fundamentos de la tradición ancestral, se levanta esta nueva antigua humanidad unida en las nueve esquinas del mundo.
  1. Anunciamos que nuestro sistema de gobierno es la COSMOGEOCRACIA, el orden, gobierno del cosmos, ligado al orden, gobierno de la tierra donde todo está interconectado; para cumplir con esto, debemos extender, compartir y alistar los terrenos para que la semilla del corazón humano germine y prospere.»

Tercera nota

La primera nota auguraba la apertura del portal 4-4-4, de manera tímida. La sincronía trajo el relato de Shmbhala a la nota 2. La nota 3, ésta, va directo a la reflexión sobre el día de la conciencia al que nos convoca Naciones Unidas.

Nota 1

Nota 2

Publicaciones de Activista (ver todas)

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*