13 consejos para el proceso constituyente

Asumiendo nuestra verdadera identidad

1.- Agradecer.

revoluc05

Somos afortunados de vivir en este hermoso planeta. Somos agradecidos de la vida. La vida es sagrada. Agradecemos a la divinidad y al mundo por este presente y por la posibilidad de dialogar acerca de nuestros acuerdos esenciales.

La esencia se encuentra en las semillas, en los pensamientos, en el amor, en la libertad y se observa en paz y desde la perspectiva trascendente.

Agradecemos también a todos y todas, los y las que han posibilitado que nuestra sociedad chilena esté comenzando este proceso de diálogos.

2.- Poesía y canto.

posia1

Todo el que ha nacido en la Tierra y es hijo de las estrellas y de la luna es un mensajero de la belleza. La lógica de la ciencia precisa conquistar corazones y eso lo logramos haciendo ofrendas y comprometiendo nuestra voluntad con la meta suprema. En la Tierra que vio las proezas de Lautaro y Violeta Parra sea bienvenido el néctar de la Poesía a la historia que vamos a contar los próximos mil milenios: la historia de una comunidad planetaria que supo enderezar el rumbo y hermosear la leyenda Universal.

Somos los que estábamos esperando. Somos los herederos de una sociedad corrupta y somos los sembradores de un Nuevo Amanecer.

3.- Cambio de Constitución, cambio de Cosmovisión.

308975948_dd779141c8

Agradecemos también a los estudiantes y a las estudiantes por haber sido y seguir siendo la punta de la flecha. A ellos nuestra gratitud por su ejemplo de rebeldía ante la injusticia del sistema imperante y por haber sido los artífices de este proceso constituyente. Ellos, por mucho tiempo han expresado a través de sus manifestaciones que no desean estudiar para replicar el sistema egoísta, consumista, alienado y corrupto donde el miedo y la idea de separación son fuertes maestros. Estamos, evidentemente, en un momento de expansión de la conciencia y eso lo podemos reconocer en nosotros cuando descubrimos que somos uno. ¡Somos Uno!

Los estudiantes chilenos son vanguardia mundial. A la Revolución Pingüina le sucedió la primavera árabe, el M 11, el Occupy Wall-Street y una oleada de manifestaciones globales y conectadas con semejanzas, que nos ha traído hasta ahora. Así que lo sabemos: Otro mundo es posible.

A la vuelta de la rueda, la sociedad chilena acusa recibo y nos lanzamos a un proceso constituyente. Es decir, a un proceso en el que dialogamos para saber cuáles son nuestros acuerdos fundamentales. Esos acuerdos informarán a todas las leyes y políticas que se adopten en  el territorio.

La elite que está actualmente en el poder, por definición se ha alejado del movimiento social que ha instaurado esta nueva realidad. El nuevo momento de este minuto presente indica que no queremos más de lo mismo. Queremos otra cosa.

Queremos nuevos aires, viento fresco, alegría, motivos por los cuales ofrendar nuestras vidas y dejarnos llevar por el sentido de lo trascendente. La crisis es total: Moral, ética, climática, ambiental, financiera, económica, de convivencia, de climas laborales, existencial… Y por ende, el modo de salir de la crisis es invocando sabiduría total.

La Cosmovisión actual se afirma en cuatro pilares:

  1. A) El derecho de propiedad y en la idea que las cosas pueden pertenecer a las personas; en definitiva, una cultura materialista basada en la cultura del tener antes que en la cultura del Ser.
  2. B) El miedo a la muerte.
  3. C) Una falsa espiritualidad que ha alejado a lo divino de lo cotidiano.
  4. D) Tabú sexual. Las enseñanzas sobre una correcta sexualidad están ausentes.

La nueva Cosmovisión no tiene escrita ni una sola letra. Emerge desde las profundidades del acontecer universal, con toda la fuerza de las profecías. Anhelamos que nos conduzca a un mundo sagrado, feliz, alegre, comunitario, solidario, transparente, bello, pacífico, amable y trascendente.

La nueva Cosmovisión no es una teoría, es una práctica que se expande en diversas comunidades y por eso, tomemos el peso que tiene este momento fundacional y seamos diligentes. Llevemos nuestra mejor actitud a cada encuentro en el que comiencen a plasmarse estos nuevos acuerdos. Es la hora de la victoria, es la hora de caminar tranquilos.

Reconozcamos que existe mucho dolor. La ignorancia que pampea y las “soluciones parche” que venden las farmacias en sus anti-depresivos nos llevan a adoptar esta actitud de consciencia. Hoy, si llegamos a este punto se debe a milenios, siglos y años de decadencia. Por eso la Paz se ha degradado a la idea de Seguridad. Nadie puede asegurarnos la vida. Por eso es especialmente relevante que cada uno despierte al guerrero que lleva dentro, se arme de coraje y salga al mundo a expresar su verdad.

Así también, levantemos la bandera del perdón. Perdonémonos haber sido parte de la barbarie y perdonemos a quienes nos han ofendido. Recordemos que la palabra HUMano proviene y está emparentada con HUMus (Tierra), HUMildad así es que aprendamos a caminar sin altanería, porque los nuevos acuerdos tienen que integrar a todas las voces.

4.- Simplicidad

Toda la creación obedece a las leyes de lo simple y lo fácil.

La civilización occidental que se impuso a las cosmovisiones de los pueblos originarios sobre la base de la mentira, el asesinato y la violación puede observar en las cosmovisiones ancestrales modelos para el funcionamiento comunitario. Sea en la cosmovisión que expresa la Chakana, el Kultrún, en los vedas, de los mamos de Colombia, en los 4 acuerdos Toltecas o en otras muchas visiones.

Sabiduría-tolteca

5.- Respeto.

afiche

Sugerimos asistir con propósito de instalar un clima de respeto y por lo tanto, que se permita levantar altares sagrados dentro de los lugares de reunión.

Aún mejor, antes de ir a un encuentro, durante o después, realizar un pagamento a la Tierra y que, genuinamente nuestros esfuerzos provengan desde nuestro anhelo de sintonizar con el anhelo de la Madre Tierra.

 6.- Recordar el poder creador de la palabra.

poder-de-palabra

Recordar que un diálogo entre muchos es por sobre todo una oportunidad de regalar silencio y escucha profunda.

Recordar que para expresarte de buena manera estás invitado a distinguir lo que observas, tus sentimientos, tus necesidades y tus peticiones. Ideal que sepas expresarte completamente.

Medita en las promesas o en los regalos que puedas ofrendar. La economía también puede ser sagrada.

Recordar que la medida de tu alimento es tu palabra, por lo cual también puedes llevar el mejor alimento que puedas. Que nuestro alimento sea nuestra medicina y que esta medicina acabe de una buena vez con la dormidera.

7.- Cuerpo sano en mente sana.

fig13a

Bienvenida sea la meditación a este nuevo mundo y a los diálogos constitucionales. Que cada pensamiento, palabra y acción surja desde la sabiduría que se encuentra en nuestra paz interior.

Bienvenidos sean los momentos de meditación dentro de cada reunión.

Bienvenida sea la danza, el movimiento y el yoga para que los acuerdos incorporen la noción que ¡las mentes sanas se encuentran en cuerpos sanos! Que la flexibilidad de nuestra columna se refleje en la flexibilidad de nuestra actitud.

8.- AC

 

marca ac

El proceso llegó para instalarse, de acá salimos con acuerdos que reflejen nuestras más altas aspiraciones.

Para que sea el éxito que anhelamos requerimos capacitarnos y que adquiramos capacidades y habilidades para conversar. Porque ocurre que en la sociedad corrupta, en las escuelas no se nos enseñó a dialogar de manera sagrada. Es por esto que debemos reconocer que tenemos que incorporar conocimientos para poder estar a la altura de la tarea que nos encomendamos.

Tecnologías de conversación como “espacio abierto”, “Dragon Dreaming”, el “Art of hosting”, el “café del mundo”, “la pecera”, el “movimiento de transición”, el “bastón de la palabra”, la facilitación, la toma de decisiones por consentimiento y el valor del silencio son algunas de las “formas modernas para conversaciones eficientes” y maneras en que podremos ir, poco a poco, comprendiendo la manera de lograr nuestros acuerdos.

Sin el proceso de capacitación la Asamblea Constituyente es un inmenso peligro y una infinita posible fuente de discordias. Es vital coeducarnos y autocapacitarnos en el valor de la palabra y al valor de la particpación es imprescindible agregarle la eficiencia.

9.- Cultura de Paz

 

1920x1920_bandera_de_la_paz

La Nueva Cosmovisión y el nuevo paradigma llevan en sus entrañas una cultura de paz. La cultura patriarcal es el pasado reciente. La cultura de paz implica el respeto a la sabiduría y a las buenas obras del pasado.

El año 1935 Chile firmó un Tratado que fundó el sistema de protección del patrimonio cultural mundial. A dicho Tratado se le llama por el nombre de su mentor: Pacto Roerich. Éste estableció el uso de la bandera de la Paz. Atendido que muy pocas autoridades se hicieron eco de un símbolo trascendente en la vieja era, sugerimos izar o exhibir esta bandera dentro de la sala de reunión constituyente. Este es uno de los símbolos de la nueva era.

De este modo, a través del mundo simbólico, abriremos la puerta a la cultura de paz y comenzaremos a erradicar la cultura de la ignorancia y de la guerra. El ejército debe ser reciclado en una comunidad de hombres y de mujeres que se dediquen a construir el mundo de nuestros sueños.

10.- Permacultura

PETALOS-PERMACULTURA2

La creatividad proviene de un poder que albergamos dentro de todos nosotros: se llama imaginación.

Usemos la imaginación. Promovamos la creatividad, la belleza y el arte, así como la ciencia de diseño llamada Permacultura.

Apelemos a las 3 éticas de la permacultura para encarar el proceso: Que todos nuestros acuerdos sean para cuidar a la Tierra, nuestras relaciones y a nosotros mismos.

11.- El valor del territorio y la sociocracia

Existe una tendencia, tanto al interior de las empresas como de las comunidades que procuran el cambio de paradigma de estudiar la socio-cracia.

Es suficientemente bueno como para probar.

La sociocracia considera los territorios. Los acuerdos de una comunidad que habita en el desierto serán probablemente diferentes de aquellos que habitan en el bosque o en la cordillera.

De este modo desterraremos el sistema de los “representantes” que se basa en una ficción y que siempre será una ficción. El representante nunca interpretará la voluntad de los representados. Para los indígenas, nuestro sistema es especialmente aberrante porque nos invita a cada uno de nosotros a despojarnos de nuestro poder personal. Es tiempo de recuperarlo y de no entregarlo más.

12.- Cultura soñada.

bbtodos-021

El fenómeno que sacude a Chile ocurre en múltiples otros lugares de la Tierra. La crisis es planetaria y por tanto, la respuesta también se asienta en la emergencia de una cultura planetaria. Estamos interconectados y la realidad es interdependiente.

Este nueva Obra nos incumbe a TODOS y a TODAS e ir más allá de las fronteras político-administrativas es la manera de ir más allá de las fronteras de la mente.

El mundo que soñamos se encuentra justamente un poco más allá de los límites del mundo actual. Por eso aconsejamos dormir bien y estar alertas y vigilantes a lo que los sueños nos muestren. El sistema imperante ignora el mundo de los sueños, el nuevo sistema ha de permitirnos habitar en el mundo soñado.

13.- Registro y apoyo.

image002

Sugerimos registrar con actas, grabadoras, pinturas, dibujos, videos y todo tipo de obras de arte lo que suceda y se acuerde.

Sugerimos enlazarnos a través de las redes sociales, procurar hashtags, vincularnos con nuestras páginas webs y hacer saber qué plataformas se disponen para apoyar este proceso.

Se nos dice que nuestras reuniones no pueden durar más de dos horas, que no pueden albergar menos de 15 y más de 30 personas y que tenemos hasta el 23 de Junio del 2016 para encontrarnos. La verdad sea dicha: Somos los soberanos de este proceso y estamos llamados a reunirnos de la forma, en el tiempo y de la manera en que lo decidamos… hasta que encontremos los acuerdos fundamentales con los cuales darle governanza a nuestra sociedad.

 

¡Sea Shamballa!

¡Sea la Red de Semillas Libres!

¡Viva el Pacto Mundial Consciente!

¡Sea el sankirtan!

¡Sea la era dorada de Paz!

¡Sea el fin de las guerras!

¡Sea el Consejo de Asentamientos Sustentable de América Latina!

¡Sea la felicidad en todos los seres de todos los reinos, ahora, en esta generación!

¡Sea Ikwashendwna!

¡Jallalla Pachacutik!

¡Marici weu!

¡Sean las Naciones Unidas del Espíritu!

¡Sea la llegada del Cristo a todos nuestros corazones!

 

Sea el movimiento de transición hacia la sociedad iluminada.

Sea el mundo sagrado

Hare Krsna, hare Krsna, Krsna, Krsna, Hare, Hare,

Hare Rama, Hare Rama, Rama, Rama, Hare, Hare

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*